Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Felicitaciones

lunes, 07 de junio de 2010
La primera felicitación que entiendo debo practicar es al partido socialista obrero español, hoy en minúsculas, por el acierto espectacular que tuvo al nombrar Secretario General con acceso a la Presidencia del Gobierno al ilustre Diputado, bregado en cien batallas al igual que su difunto abuelo el Capitán Rodríguez Lozano el año 1934 en la Revolución de Asturias, Don José Luis Rodríguez Zapatero.

Este prócer vallisoletano de León que, suponemos que, por respeto al apellido paterno heredado de su abuelo, no quiere ni usarlo ni por tanto, profanarlo, saltó a la arena política con el artesanal apelativo materno de Zapatero cuya madera nos describió y descubrió tan sutilmente su vate galaico Don Suso de Toro, precisamente con su popular y divulgadísima hagiografía que llevaba por título Madera de Zapatero.
Pero, decía, hay que felicitar al partido fundado por el también gallego Don Pablo Iglesias, aquel patriota que dijo respetar las leyes si le convenía y si no, trasgredirlas, porque tras cien años de honradez llegó al poder y entre GALes, Filesas, Malesas, Roldanes y Capitanes Khan merendó tal virtud.

Entre los primeros conquistadores psoes surgía con fuerza un sabio latinista, artista, literato o al menos librero – no precisamente feminista – y descubridor de Mahler, inmortalizador de Alma y fundador, sin “ mienmano” del guerrismo en cuya corriente se bañó años ha, con gran éxito, entre otros, el Embajador del Reino de España ante la Santa Sede, católico practicante, D. Francisco Vázquez ex Alcalde de La Coruña entre cuyos méritos figura, según los mentideros, no haber votado, por ausencia, la Ley de Matrimonios Homosexuales.

Ahora, se siente, se siente, Bono está presente. El candidato a Secretario General del PSOE rival del actual, Don José Bono, descabalgado de su pretensión precisamente por D. Alfonso Guerra que, cual Beltrán Duguesclin o vaya Ud. a saber si emulando a Bellido Dolfos, fue el fautor de la descabalgada para la Secretaría General; apunta a sustituir en la Embajada de la Piazza de Spagna en Roma, católico practicante, también él, faltaría más, al ex primer edil herculino cuando concluya la eficaz tarea que, en breves días completaría el indemne e invicto Presidente, nieto del Capitán Rodríguez Lozano, con la visita que va a efectuar al Pontífice alemán, ojala sea ad limina.

Suponemos que, en poco tiempo, será descabalgado – es notoria su afición equina - , el Sr. Bono, por D. José Blanco significado católico practicante también del mismo partido.

Nuestra felicitación pues a aquel Congreso, a su visión profética en la elección de su candidato y a los efectos munificentes con que han premiado a sus once millones y medio de votantes. Los demás era obvio que estaban protegidos por un cordón sanitario pues eran todos “fascistas”.

El latinista D. Alfonso continúa impávido e impertérrito su senda de servir a los intereses del Estado sirviéndose él, a su vez, es decir, sus intereses, del Estado es decir, de todos los ciudadanos que le pagamos el sueldo. El pueblo reconoce que a los eméritos hay que conservarlos aunque se sea progresista y más aun cuando se trata de un emérito progresista. El que queriendo ver a los médicos en alpargatas cumplió su promesa de que a España no la iba a conocer ni la madre que la había parido, como que hasta acabó con España.

Y ¡cómo no, felicitar a nuestro talantoso conducator!, ganador de una Guerra Civil con setenta años de retraso, figura imprescindible en los anales de la literatura actual pues protagoniza un alto porcentaje de las publicaciones emergentes. De él se podrán contar millones de peripecias; de las que me temo que se van a quedar condensadas en aquella frase que recoge el autor de “El Maquiavelo de León”: “Ni una mala palabra, ni una buena obra”. A nadie, creo le agradaría tener tal frase por epitafio. En su descargo y con el mayor respeto por si mi diagnóstico no fuese cierto creo que se trata de un esquizofrénico, lo que los clásicos denominaban “Mens captae”, o sea, en román paladino: mentecato. Fue lo que menos necesitaba España para ser gobernada.

Por eso reitero mis felicitaciones al psoe por el trabajo realizado, por los logros conseguidos, por la guardia y custodia de su joya de la corona (de la Corona hablaremos otro día) a fin de que la guardia pretoriana integrada por sus afiliados, deudos y devotos, pesebristas, titiriteros, istas, gays y lesbianas, sindicalistas, “intelectuales”, otros rojos, progres, etc., se mantenga sin necesidad de acudir a las oficinas del INEM, su próximo destino salvo que, como todos aquellos y algunos más, forrados hasta las cejas cuales nuevos Cresos, sigan opinando que hay dos modos de vida: las suyas propias y las de por ejemplo los parados.
Todo con luz y taquígrafos como en el 11-M, los más de doscientos casos de corrupción investigados por la Fiscalía del Gobierno, es decir del Estado, es decir del Partido, es decir del Poder, es decir de esos togados con puñetas y collar cuyas togas están sucias de tanto recoger el polvo del camino. El estado comatoso del Estado.

Felicidades psoe/a; felicidades Gobierno/a; felicidades ministros/as; felicidades militantes/as; felicidades votantes/as por haberos cubierto de ….éxitos.

Alguien del pueblo, agradecido, y más, si os vais con la música a otra parte.

Amén
Goás Chao, Domingo
Goás Chao, Domingo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania