Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Quisicosas XI

miércoles, 10 de marzo de 2010
¿DERECHOS HUMANOS?

Un viejo refrán castellano decía que “no por mucho trigo es mal año”. Y traigo esto a colación en función del reciente asesinato por la dictadura comunista cubana de un morenito que se había declarado en huelga de hambre por tratarse de un preso de conciencia y no ser reconocido como tal.
Ante la tragedia -no se podía esperar otra cosa, refiriéndose a un paraíso soviético- las reacciones en la Madre Patria no se hicieron esperar. De una parte, los antiguos comunistas, hoy convertidos en fecundos liberales, condenaron firme y severamente el crimen de Estado. Echa uno en falta cuando allá por los años sesenta y setenta algunos pedíamos igual condena para el mismo sátrapa y su régimen y nada se oyó. Entonces, la furia antifranquista nublaba la inteligencia de las mentes nobles liberales de hoy. Pero el asesino caribeño era el mismo.
Y de otra, los pandilleros a sueldo del gobierno español, mercenarios de la subvención y el chollo, titiriteros de la ceja, amparados en el mullido colchón de Moratinos y su jefe, vienen ahora a decir, o que era el muerto un delincuente común o que dicho finado no puede enturbiar las relaciones entre los dos países.
Se producía el letal suceso el mismo día en que nuestro autodenominado “rojo” Presidente, cascaba en Ginebra no sé qué sobre derechos humanos, abolición de la pena de muerte y demás lindezas olvidando ya que él había sido el promotor de la ley del aborto y sin mencionar para nada al muerto caribeño.
Uno que no es experto, en nada, se queda atónito oyendo hablar a un individuo que, demostrando la más supina ignorancia en casi todo, con tono apocalíptico proclama demandas de credibilidad de cuanto, con voz campanuda, dice o propone.
Alguien le dijo un día que le faltaban dos tardes para poder hablar de economía. ¿Cuántos años le faltan para poder hablar de libertad, de democracia y de derechos humanos? Un rojo sólo conoce las reglas más elementales de la política: “Libertad, para qué” (Lenin) y “el fin justifica los medios”, “antipatriotas” (Stalin). El resto, parecía como Mao que cantaba a las flores y se llevó por delante a más de cien millones de chinos.
Y nosotros en el corazón de Europa, defendiendo a Castro, a Chávez, a Evo, a Correa, a los Kirchner, al Sandinista y compañeros martirizadores. Seguro que, como abundan tanto, se me olvida alguno. En cuanto a nuestro “conducator” en breve le daremos unas tandas de derechos humanos, esos “human rights” de los que tanto habla con Obama.

¡Viva Cuba libre!
Goás Chao, Domingo
Goás Chao, Domingo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania