Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Martes de Carnaval

lunes, 15 de febrero de 2010

Déjenme que les cuente la historia que ustedes ya saben. Y fue que el Carnaval de todos comenzó el mismo día en que Adán y Eva se pusieron la hoja de parra, o sea, en el punto y hora en que la evolución gloriosa dejó de ser una monada y el planeta de los simios comenzó a llamarse pomposamente la humanidad. Quiere decirse que el Carnaval eterno forma parte del mapa del genoma de esta especie de hombre, que tanto se empeña en nacer, crecer, multiplicarse y morir, y en medio, follar al otro para poder dormir a pierna suelta. Dios descansó, el big-bang” se hizo autónomo y Caín mató a Abel. Y aquí estamos en esta vida, en la maravillosa antesala de la Divina Comedia.

De modo que, mientras el Carnaval de Río se desborde por una exuberante cuenca de muslos de caoba y favelas de miseria, todo estará bien, y normal. Mientras el Carnaval de los salones del Gran Canal sigan siendo una comparsa de vapotetto atiborrada de venganzas venecianas entre cortinas y dobleces de vidrios de Murano con motivo ancestral e intención multicolor, todo estará bien y será normal.

Mientras Don Carnal y Doña Cuaresma sigan haciendo la guerra o el amor en el tapadillo de Don Juan Ruiz y su literatura tenga así empeño en seguir cantando festivamente la peripecia humana que sabemos, todo estará muy bien y será muy normal, porque la cuestión es “aver mantenencia” y “juntamiento con fenbra plazentera”. Mientras Martes de Carnaval siga siendo el mejor Esperpento que saliese de manos de escritor alguno, y ustedes ya saben quién; mientras así sea, todo estará bien y será normal y la cultura del pueblo, etc…
Mentres o domingo o domingo fareleiro, o domingo lambedoiro e tódolos domingos eses manteñan a mesma intención lúdica e subersiva cós carnavais da Roma e cós azos e triunfos que Baco lle daba a coitadiña de Ariadna; mentres os nenos se divirtan na festa e os país rabeen e se amolen nela, todo estará ben e será moi bo…
Paralelo a esto, alguien y algunos otros decidieron ir de serios y perdonavidas, se sintieron los elegidos de lo que no está escrito, formaron una oenegé con vocación de élite y alternativa de gobierno, y gobernaron. Lo suyo era, primero, la chirigota y el sofisma, luego la soflama mitinera y parlanchina, y por último el pensamiento único por real decreto. Y un buen día, ¡ay, un buen día!, ocurrió lo inesperado y subnormal. Un viento nuevo puso la semillita del superhombre nietzschiano en la barriga del futuro perfecto de indicativo y talante excluyente de su poder ejecutivo, y éste, ¡qué capacidad, oigan!, estimó cierto que los genitales de la mujer eran un órgano de capacidad de pensamiento y contagio cultural del pueblo ignaro, y fue entonces que ese alguien y algunos decidieron en comandita establecer, con carácter de urgencia y efecto retroactivo, la ablación del clítoris en todo el territorio del estado nacional. Excepción hecha de las chicas de la oenegé: evidentemente, no era necesario.

Los disfraces de artesanía y de tradición se cayeron y el fantoche carnavalero desinfló su propio vacío en la antipatía del deber inevitable. Sangre y sudor en el quirófano gubernativo, pues ese mismo día se hizo allí la primera extirpación, a efectos de ejemplaridad, y el Jefe de la tribu, ¡un fenómeno!, se quitó la mascarilla y, el bisturí en una mano y el apéndice en la otra, decretó el entierro de la sardina para el día siguiente mismo. Había sido en un Martes de Carnaval de uno de estos últimos años.

Entonces, se cuenta, el Coloso de Goya regresó de las montañas para llenar de frío y obscuridad , una vez más, toda la superficie de nuestra vieja piel de toro; y lo que había sido el carnaval de una España democrática y libre, se convirtió, desde aquel día, en una demagogia presidencial y en la farsa eminente de toda Europa y de las dos Españas.

Mourille Feijoo, Enrique
Mourille Feijoo, Enrique


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania