Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Quisicosas (I)

lunes, 22 de junio de 2009
Aún no recuperado el equilibrio, tras el exordio planetario de la señora Leire Pajín, según la cual, la coincidencia en los “tempos” de la Presidencia de Obama en U.S.A. y del Presidente del Gobierno Español en la U.E., el primer semestre del próximo año, constituye, al decir de la pitonisa, “una esperanza para muchos seres humanos”, nos obsequia el presidente Obama con un discurso en la Universidad de El Cairo otorgándole al Islam unos elogios y atribuciones que desconocemos los sufridos habitantes de la Europa Occidental, e hispanos en particular, verdaderas víctimas de las aventuras de Almorávides, Almohades y Benimerines, desde el 711 hasta el 1.492, es decir, 781 años. Al Andalus.

Pese a que estamos preñados de oír a ignorantes, inanes y delicuescentes, burradas, inexactitudes y una interminable gama de majaderías, nos deja descolocados casi todo el discurso del mandatario Yanqui.

Curiosamente, hace escasas fechas, tuve el placer de almorzar con un buen amigo, hombre de gran altura intelectual que, por estar casado con una señora magrebí, dispone de un gran acervo cultural en cuestiones islámicas. Y este amigo, me habla de personalidades islámicas destacadas en el mundo del saber, adelantadas a nuestros renacentistas, a cuyo efecto, me citó a un personaje llamado Al Bhiruni como antecesor en tres o cuatro siglos a Leonardo da Vinci.

Hay no obstante un hecho indiscutible: Europa, nosotros, somos herederos de la cultura griega y de la civilización romana que, al cristianizarse con el Emperador Constantino y en España con el visigodo Recaredo, nos han mantenido muy alejados de la cultura y de la civilización islámicas.

Por ello, que el Presidente Obama hable de la cultura islámica como influyente en la civilización americana, responde a una ignorancia supina pues la cultura americana nace de los reformadores holandeses y de los puritanos del Mayflowers, descontada la indígena y la propia hispana.

Para una mente liberal es altamente preocupante lo dicho por Obama pues, como dice algún sesudo comentarista, Norteamérica linda con dos Océanos con lo cual no está lindando con ningún país islámico pese a que el islamismo le haya provocado un 11-S. Europa, en cambio, además de lindar en toda la ribera mediterránea con países islamistas, El Magreb, (ni uno demócrata), tiene una proa de incalculable valor que es el Estado Hebreo rodeado de satrapías islámicas al que alguna, como Irán, pretende borrarla del mapa. Y, si hoy desapareciese Israel, ¡ay de Europa!.

Anímense, pues y pasen a apuntarse a la Alianza de las Civilizaciones aunque Obama olvidó citar a nuestro Presidente con tal motivo como ideólogo y promotor.

Otros, con la libertad que nos ofrece la verdad, quedamos al margen de ese mundo tan idílico, tan edénico, tan galáctico y planetario, como sin valores, como sin realidades y tan virtual como las mentiras, patrañas y falacias en que se asienta.
Goás Chao, Domingo
Goás Chao, Domingo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania