Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

27-05-09

lunes, 08 de junio de 2009
El Fútbol Club Barcelona, presidido por un nacionalista y arropado por barretinas y alguna pancarta “Catalonya is not SPAIN”, ganó, merecidamente, según lo visto, en el Olímpico romano, a un Manchester United que, crónicas aparte, comandado por un impresentable histrión, identificado como CR7, que juega más para la TV que para el equipo, da una lamentable imagen.

Y ganó, a mi juicio, merecidamente, el “”BARÇA” porque aún con grandes limitaciones (lease Henry, Eto’o, Yayá) jugó a su estilo y acabó sofronizando al “Fergunson’s Team”

Hasta aquí, no hay objeciones y entiendo merecen los culés la más plausible felicitación.

Ahora bien, no debemos olvidar que para llegar a esta final, el Barça hubo de solventar una dura aporía: El Chelsea. Probablemente el equipo británico que mejor fútbol realiza en la actualidad y que ha ganado la FCUP.

Basta con tener en cuenta que al 0-0 inicial sucedió un 1-1 final en un encuentro que no solo no mereció empatar sino que, el árbitro, casi con absoluta seguridad, de modo involuntario, privó al Chelsea, al menos, de ejecutar tres penaltys que, de haberse pitado, es muy probable que hubieran impedido al equipo culé acceder a la final.

No fue así y hoy tenemos un conjunto con tres títulos de una liga en la que hay algunos equipos de cierta solvencia futbolística aunque parece que, económicamente, son más bien insolventes y el resto, salvo honrosas excepciones, sin un euro y sin otra aspiración que la de no bajar a la segunda división.

Estamos hablando de la liga española. “La de las estrellas”.

Y aquí nos encontramos con dos cuestiones tremendamente chocantes: el Barcelona Club de Fútbol, “més que un club”, no ceja, como equipo y alguna de sus individualidades, de hacer alardes independentistas. Fue pública, en Roma, la presencia de alguna pancarta diciendo que Cataluña no es España y de algún jugador pretendiendo ondear banderas secesionistas. Estos astros no dudan luego en acudir a la llamada del Seleccionador Nacional Español cuando los convoca y lucir la camiseta roja.

Pero una semana antes, había, este equipo, jugado contra el Atletico de Bilbao, la final de la Copa del Rey en Valencia. Ese día, vascos y catalanes, dotados de más de 5.000 pitos, silbaban al Rey y al Himno Nacional, y, vergonzantemente, la Televisión pública, más gubernamental que estatal, omitió, púdica ella, el espectáculo infame de los energúmenos vascos y catalanes allí presentes insultando al Himno Nacional Español. ¿También al Rey?. Supongo que sí. Pero si él lo consiente, allá él. Ahora, el himno es un símbolo que no tiene por qué soportar el vilipendio de hooligans que son más antiespañoles que separatistas y que, incomprensiblemente, pelean por la Copa del Rey de España.

No es creíble. Como tampoco lo es que equipos apoyados por vividores que dicen que no son españoles pero están mamando de la teta española a la que exprimen sin piedad y sin límite y, naturalmente, sin preocuparse del resto del país. ¡Pero si éllos son también Nación!. Estoy hablando de los catalanes. CATALONYA Y LOS PAISOS CATALANS. Y acaban de oír que recibirán la mayor financiación de la Historia. El Presidente, culé también.

Y ¿los vascos?. El Atletic de Bilbao sólo admite en sus filas jugadores vascos o navarros. No a maquetos. Si esto no es doctrina de Sabino Arana que venga Dios y lo vea. Y estos señores vascos que pitan el Himno Español, tienen un concierto con el Gobierno Central que se llama el “Cupo Vasco” con arreglo al cual por cada euro que ponen ellos para cubrir sus necesidades, reciben del Estado ocho euros. Tampoco son españoles pero maman de la teta que dejan libre los catalanes. ¡Pero si éllos también son Nación!: Euskalherria.

Y yo me pregunto:

1º.- ¿Por qué dos equipos cuyos seguidores se sienten no españoles o, peor, antiespañoles, se disputan la Copa del Rey de España al que pitan ensordecedora y bochornosamente?.

2º.- ¿Por qué dos equipos cuyos seguidores se identifican con grupos nacionalistas y algunos de sus miembros, incluso, con grupos filoterroristas, juegan en una liga, para éllos extrajera?

Me gustaría oír una conveniente explicación. Pero no se oirá nada, como no se oye nada del Tytadine, como no se oye nada de solucionar la crisis económica, como no se oye nada de responsabilidades financieras, como nadie habla del paro real...

Y, como dice Arcadi Espada “ni un político se levanta para decir que la próxima vez que silben el himno se acabará el partido”.

Goás Chao, Domingo
Goás Chao, Domingo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania