Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Salud Social

lunes, 23 de febrero de 2009
Estamos ya próximos a las saturnales políticas del día 1 de marzo. Podemos adelantar lo que ya sabe todo el mundo: todos los partidos políticos va a ganar las elecciones… según sus dirigentes. Y en parte, personalmente, los dirigentes ganan todos, probablemente, en mi opinión modesta, precisamente porque se ha perdido salud social.

¿Qué queremos decir con la significación del término “salud social”?

Pues nos estamos refiriendo al estado físico y anímico de la sociedad española. De una sociedad que, como decía algún comentarista al uso, no atraviesa su mejor momento. Una sociedad aislada en el campo internacional y perdiendo fuerza y ganas en algunas disquisiciones (laicismo o laicidad; crisis o no crisis; caza y captura de enemigos o adversarios), que se siente mal gobernada porque observa que lo único que preocupa al gobernante, en general, es mantenerse en el poder y, bajo la soflama del bien común, sigue aferrado al cargo aunque haya los millones de parados que haya y no se haga nada por remediarlo.

Por tanto, personalmente, entiendo que el mayor problema de España es su salud social que no veo buena.

Así pues, ante unas elecciones autonómicas, como va a ocurrir el próximo domingo, con la diversidad que supone votar en el País Vasco o hacerlo en Galicia; los respectivos días de reflexión han de ser necesariamente distintos en uno u otro lugar. Pero hay unas líneas gemelas en ambas elecciones que me invitan a proponer una especie de mitin a efectos de si puede servir de ayuda a quien pueda interesarle, aunque, a lo peor, no interese a nadie.

Como consideración previa debemos recordar, como analogías en las dos elecciones, que ambas Comunidades están gobernadas por gobiernos de coalición. Una con gobierno socionacionalista y la otra con un gobierno nacional-comunista.

Y como divergencias que, mientras en una Región se supone mantener el actual gobierno socionacionalista, en la otra la previsión es hacer lo propio, es decir, llegar a un acuerdo de Gobierno nacional-socialista. Es claro que la exclusión resultante tiene nombre común: el P.P. en ambas y, esta vez, parece que en el País Vasco no habrá candidaturas pro o filo terroristas. Aunque, personalmente, lo dudo.

Dicho esto, el sábado día 28 de febrero parece recomendable dedicar unos minutos a la meditación, a la reflexión, sino ocurre, como en otra ocasión, en la que, un político en ejercicio, burló la jornada de reflexión. Ojalá no vulnere la fecha nadie, incluso ETA.

Hablar hoy de meditación o de reflexión se interpreta, desde una perspectiva laicista como una exhortación de Tihamer Toth; o, como mínimo, de Balmes.

Pero, en realidad, no se puede entender que la gente, la ciudadanía, olvide que tiene tres potencias a desarrollar; la memoria, el entendimiento y la voluntad. Claro que, si a los niños se les evita ejercitar la memoria para no forzarlos ni esforzarlos; no se les ejercita el entendimiento porque “cuanto menos entiendan mejor” y no se les inculca la menor voluntad de trabajo, tenemos el círculo cerrado. Como dice algún célebre autor, hemos conseguido el “asno-progre”. Yo sigo creyendo en la memoria: recordar lo que prometen y no cumplen; en el entendimiento: es razonable, lógico, posible, y pertinente lo que prometen?, y en la voluntad: una vez obtenido el poder, y hasta dentro de cuatro años, ande yo caliente.

Después de haber leído un sinfín de declaraciones, veo, como publicidad pagada un anuncio en prensa que dice “Chegou o momento do contrato con Galicia” que firma, signa y rubrica, Alberto Núñez Feijóo, Candidato a Presidencia da Xunta.

De todo lo leído y oído, para evitar inútiles repeticiones, si yo fuese candidato a las elecciones gallegas mi mitin sería más o menos algo así:

Paisanos: Galicia, como parte integrante y no de las mas relevantes de España para el Gobierno Central (ese Plan de mierda de Galicia), vive alejada de los focos de poder aunque un ilustre lucense, discreto (no quiso pronunciarse por la candidatura de Obama “para no interferir en la opinión pública americana”), solidario (“nunca se vivió mejor en España aunque algunos vivan mal), social (Chalet en Las Rozas y ático o adosado en Villa PSOE); obrero (azote permanente del burgués P.P.) y español (desde que no se come las ces y las pes, ha perdido hasta el acento gallego que otros conservamos pese a llevar 56 años en Madrid).

Galicia, región de las menos desarrolladas de la Nación, sufre las terribles y dramáticas consecuencias de la gran depresión económica que asola a España, enormemente más grave que en el resto de las naciones de la UE, a causa del despilfarro, manirotismo, y descerebradas concesiones que el Gobierno Central hace a los nacionalismos, comprándoles los votos para sacar adelante sus malhadados, cuando no falaces, proyectos de Ley. El último de los cuales, los Presupuestos Generales del Estado, aprobados a ciencia y conciencia de su inutilidad por extemporáneos e irreales, entre cuyos vendedores de votos figuró el Partido o Bloque Nacionalista Gallego, junto con el PNV. ¡Que casualidad!

No cuentes, amigo votante, con que nadie, absolutamente nadie de ninguno de los partidos a los que puedes votar, ni este año, ni el que viene, ni, temo que en el 2011, te va a dar la posibilidad de ejercer tu derecho, no constitucional, sino natural, a trabajar. No te niego que te den un bollito de pan para hoy, hambre para mañana, a costa de seguir arruinando al País.

El punto 1 del Contrato con Galicia comienza diciendo que el candidato se compromete a combatir el paro como máxima prioridad del Gobierno y recuperar la senda de creación de empleo garantizando la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. No sabemos si el compromiso es a capa y espada o con el armamento que se vende al exterior. Pero a mí me suena a algo que nuestro sonriente, optimista, y patriota Presidente anunció como propaganda electoral, menos de un año ha, diciendo que ésta, la actual, la del compromiso de ahora del Candidato del P.P., era “la legislatura del pleno empleo”. No les creáis. No es verdad y no lo es porque ni saben, ni quieren, ni pueden hacer que sea verdad.

Las elecciones no parecen ser el momento de conceder préstamos o créditos a un partido o a un candidato ni un aval o afianzamiento a unas promesas más o menos sinceras, válidas o potencialmente reales. Las elecciones son un examen al que se someten los candidatos y los partidos tras cuatro años de ejercicios, de obras, de promesas cumplidas o incumplidas, de trabajos bien o mal hechos, de realidades o de fantasías, de verdades y mentiras, de engaños o certidumbres, en fin, de saber si se aprueba raso o con nota o se suspende. El gobernante y la oposición.

Y el juzgador es el votante. Y el votante, si no usa, al menos su memoria o su inteligencia se está convirtiendo en un borrego aunque luego actúe su voluntad de votar. Que el voto es pesebrista, voluntad de seguir. Que el voto es meditado y consciente. No te quejes luego. Que en la práctica el voto es más afectivo que racional. Allá cada quien con su música.

Pero la única, la exclusiva ocasión que tiene el votante de premiar o castigar a los candidatos es la elección y una vez cada cuatro años.

Economía. Bilingüismo. Aborto. Eutanasia. Corrupción. Tratamiento de la corrupción. Convivencias y cuchicheos entre los poderes judicial y ejecutivo. ¿Pretensiones de exclusión de determinados partidos del arco democrático?. Infraestructuras. Medios de transporte y gestión de los mismos y de los servicios públicos. Sanidad y sus esperas. Justicia y sus dilaciones. ¿A quién obedecen los fiscales?. ¿Es justo el cupo vasco?. ¿Es justo que por cada euro que pone un vasco de impuestos, ponemos el resto de españoles ocho para los vascos?. E igual en Navarra. Enseñanza. Diecisiete planes de estudios. ¿Es lógico?. Pesca. Agricultura (la leche en Galicia). Urbanismo. Subvenciones: objetivas o amistosas.

Todo esto y cuanto queda en el tintero, todo lo que se dice, cuenta, afirma, acusa, promete, asegura, o niega cada uno de los candidatos, a partir del día 2 de marzo, como decía el Dante: “Perded toda esperanza”. Luego, es: dijiste-no dije; prometiste-no prometí; aseguraste-no aseguré. Es igual: cuatro años a ponerse a caer de un burro pero la realidad va a imponerse: no hay dinero; el proyecto no puede hacerse según lo prometido, falla el terreno; se estropea la maquinaria; el presupuesto hubo de desviarse para otras obligaciones más perentorias.

Pasadas las elecciones profundizaremos en asuntos puntuales. Hoy, concluimos este modesto bosquejo de opinión en cuatro capítulos con una única recomendación: aprovecha, en lo posible, el día de reflexión. Pienso, luego existo, decía Don Renato Descartes. Pero ojo, nuestro Balmes decía también que el sentido común es el menos común de todos los sentidos, y el Antiguo Testamento, hace unos tres mil años decía que el número de los estultos es infinito. No sea estulto, tenga sentido común, piense que para su existencia pueda ser decisivo quien le gobierne. Reflexione el sábado día 28, por lo menos.

Y concluido este breve apunte, me enganchó una radio con un mitin del Sr. Presidente del Gobierno en Vigo y un periódico contaba el mitin con que obsequió el Sr. Vicepresidente en funciones de la Xunta a unos ancianos que pasaban por allí….. o era él el que pasaba y ese mismo periódico contaba que el Jefe de la Oposición en Madrid había dicho que él no pedía el voto para él, obviamente, porque no se presentaba.

Ante tal luminoso arco iris, especialmente oído el contenido del discurso del Sr. Presidente del Gobierno, me vino a la mente aquel dicho, no recuerdo si de Machado o de Ortega: “En España de cada diez personas una piensa y nueve embisten”

Para mí, quienes voten a los tres partidos mencionados, a la vista de lo expuesto, pertenecen al grupo de los nueve.

P.S. ENDESA ya es italiana. España agradecida?

Goás Chao, Domingo
Goás Chao, Domingo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania