Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La disyuntiva

lunes, 19 de junio de 2017
Un día después de la moción de censura Pedro Sánchez, nuestro querido divino Pedro o el renacido, publica un articulo en el periódico El Mundo en que manifiesta su deseo de encabezar un gobierno de cambio. Lo hace sin tapujos en plena luz del día. José Luis Abalos el hábil nuevo portavoz del PSOE en las Cortes escenificó la nueva relación de amistad con Podemos. Estos últimos quieren preparar otra moción de censura para septiembre mientras que el divino Pedro quiere ser presidente antes de navidades como regalo de Papa Noël a los españoles. El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, que gano ampliamente el debate parlamentario contra Iglesias tiene ante si una disyuntiva. No puede subestimar la capacidad de maniobra, de Sánchez y su equipo. Abalos y Lastra son una pareja temible, muy por encima de los anteriores que eran simple cortesanos. Por lo tanto el estadista Rajoy para mantenerse en el gobierno tiene que apuntalar la frágil mayoría con la que consiguió aprobar los presupuestos. Decisivos son los cinco diputados vascos del PNV que si se mantienen junto al PP imposibilitan un cambio de gobierno en una eventual moción de censura. Sánchez les puede tentar ofreciéndoles un nuevo estatuto con mayor autonomía y un Ibarretxe bis y desde luego una nueva política penitenciaria de acercamiento de presos y de velados indultos para los etarras. Rajoy, por su parte, puede concederles la gestión penitenciaria y apoyar la política de reconciliación del PNV. Para mi, clave en la decisión del PNV será la situación económica. Sánchez no tocara el concierto económico pero su llegada al gobierno puede producir un tsunami económico, estilo Syriza en Grecia con un panorama de posibles corralitos. Esto ciertamente no puede gustar a un partido conservador como el PNV que tiene mucho interés en que se termine el AVE vasco que solo puede realizarse en una etapa de auge económico. Se podría decir que el PNV tiene el corazón a la izquierda y la cartera a la derecha es decir reivindicaciones nacionalistas contra el bienestar económico. Ante este panorama Rajoy quien cuenta con un amigo enemigo en Ciudadanos que pretende realizar una política económica similar pero ofrece limpieza, regeneración y lucha contra la corrupción. Ciudadanos es incompatible con Podemos no solo por el programa económico sino sobre todo por la cuestión catalana. Es un voto seguro aunque sea a regañadientes, queda pues el PNV. Ante la pujanza de Sánchez y la fuerza que le da haber ganado contra pronostico las elecciones internas en su partido Rajoy tiene que tentarse la ropa y decidir si continuar con su frágil alianza o convocar elecciones. Su intención es agotar la legislatura pero con la composición actual del parlamento no tiene mayoría parlamentaria y no debe descartar un gobierno por sorpresa por una emboscada bien urdida. El factor tiempo creo que será decisivo. En el tórrido Madrid de mediados de junio se suceden los conciliábulos políticos. El 15 de junio ya hace 40 años que tuvieron lugar las primeras elecciones democráticas después de los larguísimos 40 años de dictadura franquista. Creo que ha llegado el momento en que los españoles deben hacer balance de lo que ha supuesto la transición y de los adelantos que ha conllevado para España. Los populistas son negacionistas, niegan el valor de la transición y esto es tremendamente injusto. El abrazo que se dieron las dos España que combatieron en la guerra civil fue decisivo para el progreso social y económico de España. Esta podría ser el leitmotiv de las próximas o futuras elecciones, si seguir progresando o intentar un camino nuevo, incierto pero que ilusiona a muchos especialmente a los más jóvenes. Los millenials, permítaseme este barbarismo, no conocieron ni la dictadura de Franco ni la transición ni los años anteriores al boom económico y solo perciben los recortes y la política de austeridad. Estimo pues que toca al todo el cuerpo electoral votar y hacerse responsable del futuro de nuestro país de forma solemne y responsable. Rajoy está al timón del barco, sabe que la tormenta se acerca, otea el horizonte y está ante una disyuntiva. La política es eso, anticipar la historia y en el caso español tratar de no repetir los enfrentamientos fratricidas de la Republica y de nuestra guerra civil.
Antuña, Joaquín
Antuña, Joaquín


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania