Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Chipre dividido - anomalía de Europa

viernes, 21 de abril de 2017
En la III Cumbre de los países del sur de la Unión Europea celebrada el pasado día 10 de abril en el Palacio de El Pardo de Madrid se planteó, una vez más, el anacronismo de un país de Europa dividido.

El presidente de Chipre, Nikos Anastasiades, reivindicó ante los primeros ministros de España, Italia, Grecia, Malta y Portugal y el presidente de Francia la necesidad de réunificar Chipre que los reunidos apoyaron por unanimidad y explicó que el proceso de reunificacion de Chipre permitirá la salida del ejército de ocupación y la convivencia pacífica de grecochipriotas y turcochipriotas.

La invasión turca se produjo el 20 de julio de 1974 con la partición de la isla. Antes, muchos pueblos se establecieron en la isla como los hititas, los fenicios, los griegos, los asirios, los persas, los egipcios, los romanos, los árabes, los cruzados católicos, los bizantinos, los otomanos y los ingleses conquistaron la isla. Su situación estratégica es privilegiada por ser un punto de encuentro entre Europa, Asia y África. Su historia está marcada por los grandes acontecimientos de la antigüedad. Forma parte del imperio de Alejandro Magno y se integra en el Reino de Ptolomeo de Egipto. Durante la época romana en el siglo I estuvo San Pablo en Chipre quién, junto a San Barnabé introdujeron el cristianismo en la isla.

En la época bizantina se descubrió la tumba de Barnabé con el cuerpo del Santo en un ataúd y en su pecho una copia del Evangelio de Mateo escrito por el propio Barnabé. La iglesia de Chipre se independiza de Roma y su arzobispo goza de tres privilegios desde entonces, a saber cómo llevar un cetro en lugar de un equipo pastoral, firmar con tinta roja y lucir un manto púrpura durante los servicios.

En 1191, Ricardo Corazón de León conquista Chipre en su viaje a Tierra Santa durante la tercera cruzada. Se estableció un reino cristiano y la iglesia católica reemplazó a la ortodoxa. Chipre pasó a ser durante la influencia de la República de Venecia entre 1489-1571 uno de los centros comerciales más activos del Mediterráneo. Se suceden las escaramuzas otomanas que conquistan finalmente Chipre y que permanecen durante tres siglos bajo su dominio. La ocupación otomana trajo dos cambios radicales en Chipre: la composición de un nuevo grupo étnico y la consolidación de la influencia de la iglesia ortodoxa. Al pasar la isla en manos británicas en 1878 había dos comunidades: la turcochipriota que representaba una quinta parte de la población y que tenía una religión musulmana y la comunidad griega estructurada bajo el liderazgo de su arzobispo.

La independencia de Grecia en 1829 que se hizo famosa por participación de Lord Byron avivó los deseos de independencia y se inicia el reclamo de unión con dicho país.

En 1878 debido al tráfico de la apertura del Canal de Suez, se cedió la administración de Chipre al Reino Unido. Se sucedieron las revueltas y en 1951 se realizó un plebiscito favorable a la adhesión a Grecia, considerada siempre como su madre patria, la ENOXIS. Contrariamente, los turcochipriotas preferían la partición de la isla.

El Arzobispo Makarios III se convirtió en el líder de la independencia y el coronel Grivas dirigió un movimiento guerillero EOKA.

En 1959 delegados británicos, griegos y turcos lograron un acuerdo para la independencia.

La República de Chipre nace el 16 de agosto de 1960 e ingresa en las Naciones Unidas un mes después y se dota de una constitución que pretendía equilibrar los interesas de las comunidades gregochipriotas y turcochipriotas. Makarios fue elegido presidente siendo vicepresidente el doctor Fazıl Küçük.

La convivencia no fue fácil. Estallaron violentos enfrentamientos que ocasionaron decenas de muertos. El 4 de marzo de 1964 el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas recomendó el establecimiento de las Fuerzas de Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz en Chipre.
En 1968 Makarios fue reelegido e intentó satisfacer los deseos de los turcochipriotas.

En 1974 se produce un golpe de estado contra el gobierno de Makarios para imponer la unión, la ENOSIS con Grecia seguida por la operación militar turca Atila.

Se produjo un alto el fuego y un masivo desplazamiento de turcochipriotas hacía el norte de la isla controlado por las fuerzas armadas turcas y de grecochipriotas hacía el sur bajo control gubernamental. Makarios regresa a Chipre recibido como héroe nacional. Su figura imponente dominó la política de la isla hasta su muerte en 1977 siendo enterrado en lo alto de la isla, en un precioso emplazamiento.

Al no prosperar las conversaciones con Turquía que se niega retirar sus tropas el 15 de noviembre de 1983 se proclamó la República Turca del Norte de Chipre. A partir de entonces hasta el día de hoy se han producido intentos y negociaciones para réunificar la isla.

La República de Chipre que aglutina a la comunidad grecochipriota se ha convertido en un país próspero y democrático cuyo desarrollo no ha podido escapar de una grave tormenta económica en 2010 que el actual presidente, Nikos Anastasiades ha sabido reflotar con pulso firme. En su floreciente turismo destacan los británicos y los rusos.

Mientras tanto, la república turca cuenta con el apoyo de 30.000 soldados turcos y 40.000 colonos de la misma nacionalidad que han reforzado su carácter turco y su dependencia de Turquía.

El 16 de abril de 2003 el presidente de Chipre, Tassos Papadopoulos firmó la adhesión de Chipre a la Unión Europea y ha ostentado la presidencia al Consejo de la Unión Europea en 2012 y adoptó el euro en 2008.

Es evidente que la partición de un dinámico miembro de los 27 países de la Unión Europea es un flagrante anacronismo y se multiplican las conversaciones, la última liderada por Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas.

La normalizacion de las relaciones entre Grecia y Turquía y el interés turco de entrar en la Unión Europea hacen que tantos años de esfuerzo puedan convertir en realidad un Chipre unido en que las dos comunidades se sientan seguras y representadas. Esta era el deseo de su prohombre, el Arzobispo Makarios y de la constitution de 1960. Es necesario que la isla de Afrodita, que surge de una roca en Paphos cese de ser la Isla de Marte pues tiene bases turcas, británicas y de Naciones Unidas y se convierta en una isla de paz y de cooperación. Este pequeño país con una población de poco más de un millón de habitantes despliega una increíble actividad diplomática en los cinco continentes y tiene en España una estupenda y joven embajadora Koula Sophianou‎, que se multiplica en todo tipo de actos, que ha establecido muy buenas relaciones con los representantes políticos y de la sociedad civil.
Antuña, Joaquín
Antuña, Joaquín


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania