Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

D. Vicente Mª Julián Vázquez Quiroga Queipo de Llano

lunes, 25 de septiembre de 2006
Aquel niño que el reverendo D.Gregorio Parada bautizó el dieciocho de febrero de 1804 llegaría a ser una de las glorias científicas que nacieron en nuestra provincia y toda una autoridad en el complejo mundo de las matemáticas. D.Vicente María Julián Vázquez Queipo recibió las primeras letras en su casa paterna de Lusío, para luego ser internado en el Colegio de la Compañía de Monforte de Lemos durante unos cuantos años, quizás unos ocho, aunque del tiempo exacto que permaneció en dicho Colegio no se tienen noticias. En 1820 realizó expediente de matricula para ingresar en la Real Universidad de Valladolid, donde compaginó los estudios de jurisprudencia con los de matemáticas y física, recibiendo en 1824 la titulación de Bachiller en leyes y Filosofía, para luego seguir estudiando, alcanzando con ello la licenciatura y el posterior doctorado que le fue dado en la misma universidad en 1826. Con solamente veintidós años profundiza todo cuanto puede en sus estudios y supera una dura oposición para acceder a la Cátedra de Física experimental y Química de la misma universidad, en la que desarrolló la docencia durante tres cursos desde 1826 a 1829, compaginando la Cátedra con el ejercicio de letrado, siéndole concedido en título de “Licenciado en Leyes” (abogado) en 1829; pero siendo aún alumno de la Facultad de Física fue elegido por los profesores de la misma para desempeñar, en calidad de sustituto, las especialidades de matemáticas sublimes y elementos matemáticos e incluso desempeño la misma docencia en la cátedra de derecho español en ausencia de los catedráticos titulares. Según decreto del seis de julio de 1829 fue pensionado por el Gobierno para que ampliase sus conocimientos de física y matemáticas en la recién creada Escuela Central de Artes y Manufacturas de París, que por aquellas fechas estaba considera como una de las mejores de Europa. En dicha universidad de Parías, Vicente Vázquez destacó no solamente por su capacidad de aplicación, si no también por haber descubierto un aparato que servía para medir las distancias inaccesibles en la medición de una base sin necesidad de trigonometría. Se sabe que la familia en cuanto tuvo noticia del descubrimiento, le garantizaron el capital necesario para patentarlo, unos 30.000 reales. Según parece ser que con posterioridad ha sido Daussy quien se aprovechó de su descubrimiento. En dicha universidad comenzó los cursos lectivos desde 1829 a 1832, desempeñado el cargo de ayudante de cátedra del eminente físico Juan Claudio Eugenio Peclet y del eminente químico Dr. Juan B. Dumas; de su brillante aprovechamiento fue expedido por dicho centro una Relación de Méritos, que ampliado con el no menos brillante expediente universitario fue impresa por la Secretaría de la Cámara de Gracia y Justicia y Estado de Castilla en 1832. Durante su instancia en París desarrolló importantes trabajos de laboratorio y también en el gabinete de física. Pero si fue en dicha Escuela Central de Artes y Manufacturas de París donde destacó también fue durante su instancia en vecino país donde contrajo una grabe enfermedad que le efecto y le dejó mermada la audición y la vista, no volviéndose a recuperar plenamente de ambos sentidos, ello le supuso él tener que dejar la cátedra que venía desempeñando en la Universidad de Valladolid; pasando a desempeñar por algún tiempo en calidad de oficial la Secretaría en el Ministerio de la Gobernación y al siguiente año el cargo de Fiscal de Hacienda en la isla de Cuba, donde desarrollo su trabajo y permaneció en la misma hasta 1846. En la isla caribeña coincidió con el gran economista, sociólogo y naturalista Ramón de la Sagra, otro gallego de A Coruña, todo un experto en temas cubanos, director del Jardín Botánico de la Habana y miembro de la cátedra de Ciencias Naturales de aquella Universidad. D.Ramón de la Sagra fue Diputado a Cortes en las elecciones general de 1837 y 1840, muy vinculado al partido moderado gallego de Lugo, que de alguna forma lideraba D. Manuel Vázquez Queipo, primer conde de Torrenovaes. También D. Vicente María Julián Vázquez fue Diputado a Cortes, obteniendo dicha acta en las elecciones de 1846, que según parece desarrollo de una forma muy intensa su labor, principalmente en cuestiones relacionadas con la administración y la economía muy poco bollante de que gozaba la Real Hacienda. Posteriormente desempeñó durante un trienio el cargo Subsecretario de Gobernación, para luego ser nombrado Director General de Ultramar, fijando su residencia nuevamente en la Habana, donde permanecería otros tres años; siendo además Magistrado honorario del Supremo Tribunal de Guerra y Marina y del Mayor de Cuentas del Reino, Consejero de Instrucción Pública, individuo de número de varias sociedades literarias nacionales y extranjeras. El 27 de octubre de 1861 tomó posesión en calidad de miembro numerario de la Real Academia Española de la Historia, habiendo sido nombrada para ocupar la vacante el 19 de octubre de 1860, por fallecimiento del académico D. Martín de los Heros, cuyo discurso de ingreso lleva por título “Progresos que en los últimos treinta años ha hecho la historia de los pueblos primitivos, y brillante porvenir que la preparan. Los asombrosos descubrimientos debidos al poder de la inteligencia humana”; Vázquez Queipo fue también miembro de la Real Academia de las Ciencias Exacta, Física y Naturales, de la que en 1888 presidía el departamento de Ciencias Físicas y con anterioridad había sido presidente de tan docta corporación; presidente de la comisión del Mapa Geográfico; comisario regio del Observatorio Astronómico de Madrid; siendo además miembro corporativo de otras academias extranjeras e institutos científicos, entre ellos el Instituto Imperial de Francia, miembro de la Academia Francesa de Inscripciones y Bellas Artes.
Entre sus distinciones concedidas por sus aportaciones científicas y por los servicios prestados a la nación española era poseedor de la Gran Cruz de Isabel la Católica y Caballero de la Orden de Carlos III.
Su representación por Galicia ha sido, legislatura 1837/1838 diputado por Pontevedra; legislatura 1844/1846 diputado por la provincia de Lugo; Legislatura 1846/1850 diputado por el distrito de Quiroga y durante la legislatura de 1851 fue diputado por el distrito de Quiroga.
Como todos los políticos Vicente Vázquez Queipo de Llano tuvo apologetas y detractores. Algunos lo acusaron de dejarse llevar más por el interés que por la verdad, y de abanderarse de acuerdo con los vientos que corrían. Un, poco amigo del, le dedicó este poema: “Creyó que el ministro iba de tumbo/ pero viendo su cálculo burlado/ la brújula perdió y anda sin rumbo,/ como bajel que esté desarbolado./ Si en la trompeta incómodo tu zumbo/ sabrás que me complace tu mal grado,/ pues siempre han sido así mis intenciones/ con todos los que son camaleones”.
Una vez destronada la Reina Isabel II (el 27 de septiembre de 1868) y retirarse ésta a París, D. Vicente María Julián Vázquez, más conocido por D. Vicente Vázquez Queipo, según recogen algunas portadas de sus obras, abandonó definitivamente la política para sumirse en su trabajo de investigación y en dar a conocer sus amplísimos conocimientos de matemáticas, física, geología y numismáticos, entre otros. Fruto de ello son las siguientes obras:
“Memoria sobre la reforma del sistema monetario de la isla de Cuba”, escrita en 1839 por orden del Superintendente general de Hacienda y editada por la imprenta madrileña Alegría en 1844.
“Informe fiscal sobre el fomento de la población blanca de la isla de Cuba y abolición gradual de la esclavitud; obstáculos que á ella se oponen y reformas que deben hacerse en todos los ramos de su legislación y administración”. Escrita de orden de la Superintendencia, publicada por la imprenta Alegría en 1844; siendo traducida al idioma francés de orden y a expensas del Gobierno imperial.
“Proyecto de ley sobre la uniformidad y reforma del sistema métrico y monetario de España”. Redactado en virtud de la Real Orden de 22 de Abril de 1838; precedido de algunas reflexiones sobre la crisis monetaria de 1847, publicada por la imprenta Alegría en 1847.
“Esai sur les systèmes métriques et monétaires de anciens peuples, despuis les premiers temps historiques jusqu’á la fin du kalifat d’Orient”. (Trois fort volumenes, Paris, chez Dalmont et Dunod, libraires-éditeurs, 1859). Obra que obtuvo en 1860 el primer premio de numismática, adjudicado por el Instituto Imperial de Francia, del cual fue miembro correspondiente el autor; dicha obra fue recientemente (octubre de 2000), reeditada por la Excma. Diputación Provincial de Lugo, consta de 357 páginas y fue traducida del francés por el profesor D. Manuel Calvo López.
“La cuestión del Oro reducida a sus justos límites y medios de sentar el sistema monetario sobre una sólida e inalterable base”. Obra impresa en la Imprenta Nacional en 1861 por Orden del Gobierno.
“La crisis monetaria española considerada en sus causas, sus efectos y su remedio”, trabajo de 57 páginas, editado por la imprenta de José Cruzado de Madrid en 1866.
“La cuádruple alianza monetaria, considerada en su origen, objeto ventajas e inconvenientes, e imposibilidad actual de su adopción en España”, editada por la imprenta “La Reforma”, en 1867.
“Contestación a la carta de un cubano”, obra escrita por do José Antonio Saco contra el Informe sobre fomento de población blanca, editada por la imprenta Alegría en 1847.
“Colección de varios artículos en defensa del Informe fiscal. Cuestión de harinas”. Editada por la imprenta Alegría en 1848.
“Discursos académicos”, 1º “La Geodesia nos conduce al conocimiento de la formación de la tierra”, 2º “Los jeroglíficos egipcios y las inscripciones. Cómo se llegó al conocimiento é interpretación de ambas escrituras.
“Aritmética Superior Mercantil”. Editorial Hernando S.A. Madrid.
“Tablas de los Logaritmos Vulgares, de los números desde 1 hasta 20.000”
obra que en 1926 alcanzaba la vigésima cuarta edición.
“La Unidad Católica” obra publicada en Madrid en 1857 y que es muy poco conocida.
Indudablemente que de todas sus obras la más conocidas y por lo tanto la más reeditada son las “Tablas de Logaritmos Vulgares”, actualmente casi totalmente sustituida por las nuevas tecnologías en esta caso concreto por las calculadoras científicas; dicha obra fue galardonada en la Exposición Universal de París de 1867 y en la de Barcelona de 1888, además de ser declarada de texto por el Consejo de Instrucción Pública en los centros de enseñanza oficial de nuestro país.
Vicente María Ángel Queipo de Llano procedía de una familia muy linajuda y de profundas creencias religiosas, como así lo demuestran las partidas de defunciones de sus padres, abuelos y otros miembros familiares, en los que era muy corriente dejar óvulo para que se oficiasen por las ánimas de cada uno quinientas o seiscientas misas, él aparte de ser católico fue defensor públicamente del catolicismo, pues publicó una serie de artículos sobre unida religiosa en el periódico “La Fe”, además siendo Director de Ultramar abrió nuevamente las puertas de España a la Compañía de Jesús; fue miembro de la Sociedad para Laicos de San Vicente Paúl.
Fue un padre ejemplar del que en Madrid viven directos descendientes suyos, que en alguna ocasión visitan la ruinosa casa de Lusío.
Vázquez Queipo falleció en Madrid a la edad de 89 años el 11 de Marzo de 1893.

Notas genealógicas:
La casa fuerte de Lusío o casa principal como así se denomina en los documentos de los siglos XVII y XVIII fue mandada construir en 1551 por López Vázquez de Vilamexe y por su esposa Dª Leonor Alfonso de Balboa, según figura en una inscripción que forma parte del mismo bloque de piedra caliza que tiene un labrado blasón, dicha inscripción dice ”Esta casa/ fvndo lo/ pe vazquez/ de bilame /xe: y sv mv/ ger Lionor/ Afonso de/ Valboa/ año 1551”. Dicho escudo está circundado por una bella y bien labrada corona de laurel y el mismo las siguientes divisas: primer cuartel, armas de Castilla y León; segundo cuartel, seis dados y una flor de lis, que corresponden a los Braganza, el tercer cuartel lleva por divisas cinco estrellas y en bordura ocho conchas, que corresponden a la Vázquez; y el cuarto cuartel, presenta León asomando su cabeza alargada, en las aguas que se le superponen, que es de los Balboa, y a su lado un pino desrraizado, que es lo que traían los de la casa de Lusío.

El vínculo y patronato de Lusío ha sido fundados por D. Pedro Vázquez de Orreal, vecino de la villa de Coca, según consta en la escritura otorgada ante el escribano de número de la misma D. Juan Allonca, en 22 de septiembre de 1543.

D. Miguel Vázquez de Orreal, sobrino del anterior D. Pedro Vázquez de Orreal, otorgó testamento en 8 de enero de 1576 ante el escribano de la abadía de Samos D. Francisco López.

A Lope Vázquez de Vilamexe, sucedió como dueño de esta casa D. Alonso Vázquez de Quiroga, que contrajo matrimonio con Dª Isabel Sánchez, vecinos de la feligresía de san Martín de Quiroga, conservando los descendientes dicho apellido por ser ello uno de los apartados del vínculo de fundación.

El monje Fr. Miguel Vázquez Orreal, perteneciente a la comunidad del monasterio de la Magdalena de Sarria, previa licencia de los superiores y consentimiento de los demás miembros de la comunidad, otorgó escritura de fuero a favor de D. Alonso Vázquez de Quiroga, de toda la legítima y demás herencia que a él le correspondía por su difunto padre D. Rodrigo do Orreal, según el testamento otorgado en ocho de enero de 1576 ante Francisco López escribano de la jurisdicción de Samos.

En 18 de Diciembre de 1664, se otorgó una escritura de concordia por D. Pedro de Valcarce y Quiroga, entonces dueño de esta casa de Lusío, patrono que fue de la capellanía de san Antonio Abad, todo ello en calidad de heredero de su hermano D. Antonio Valcarce y Queipo, y de Dª Isabel de Quiroga y Somoza.

Según he podido recoger de las actas sacramentales, existentes en los libros parroquiales de la iglesia de S.Cristóbal do Real (Samos), la genealogía de esta casa de Lusío es la siguiente:
D. Gregorio Díaz Castelo, contrajo matrimonio con Dª María Valcarce, quienes tuvieron por legítimos hijos a:
I. D. Juan Díaz Castelo Valcarce, bº el 6 de junio de 1662.
II. Dª Isabel Valcarce Díaz Castelo, bª el 9 de marzo de 1664.

D. Pedro Valcarce era hermano de D. Andrés Valcarce, que matrimonio con Dª Antonia Fernández, quienes tuvieron por legítimo hijo a D. José Valcarce Fernández, bº el 13 de julio de 1665.

D. Pedro Andrés Valcarce, contrajo matrimonio con Dª Rosa María Somoza Losada Ribadeneira, quienes tuvieron por legítimos hijos a:
I. Dª Josefa Catalina, bª el 6 de abril de 1696.
II. Dª Margarita Teresa, bª el 29 de julio de 1697.
III. D. Francisco Ignacio, bº el 24 de febrero de 1699, (q.s.l.l).
IV. D. Pedro Andrés, bº el 14 de noviembre de 1701.
V. D. José Luis, bº el 24 de mayo de 1703.
VI. Dª María Manuela, bª el 16 de agosto de 1705.
VII. Dª Melchora Xabiera Isabel, bª 16 de agosto de 1706, contrajo matrimonio con D. Juan de Ulloa Montenegro y Ribadeneira, hijo legítimo de D. Diego de Ulloa y de Dª Beatriz Santiso Ulloa, dueños de la casa granja de Buisán, en la feligresía de Sta. Eulalia de Quinta de Cancelada.
VIII. Dª Catalina Tomasa, bª el 1 de enero de 1708.
IX. D. Luis Cristóbal Alonso, bº el 28 de julio de 1713.

D. José Valcarce se casó con Dª María Bernarda Boado, quienes tuvieron por legítimos hijos a:
I. Dª Ana María, bº el 14 de febrero de 1718.
II. D. Froilán, bº el 27 de julio de 1720.
III. D. Pedro, bº el 26 de noviembre de 1724.

D. Francisco Ignacio Valcarce Vázquez Quiroga contrajo matrimonio con Dª Manuela Osorio y Omaña, quienes tuvieron por legítimos hijos a:
I. Dª Josefina Nicolasa Xabiera, bº el 9 de enero de 1730. Se casó en la capilla de la casa de Lusío el 9 de junio de 1761 con D. Manuel Valcarce, vecino de la feligresía de Loureiro de Herrería.
II. D. Andrés Ramón Francisco Xabier, q.s.l.l. bº el 30 de noviembre de 1732.
III. Dª Nicolasa Joaquina Ana, bª el 22 de febrero de 1734.
IV. D. Pedro Javier Ramón, bº el 16 de abril de 1735, fue abad del beneficio de Sta. María de Reboiro.
V. D. Luis, abad del beneficio de A Lama.
VI. Dª María Manuela, bª el 8 de mayo de 1736.
VII. Dª Cayetana Clara de Jesús, bª el 12 de agosto de 1740.
VIII. D. Francisco Manuel Felipe Santiago, bº el 1 de mayo de 1742.
IX. Dª Catalina María, bª el 1 de diciembre de 1745.

D. Andrés Ramón Francisco Xabier, por escritura otorgado ante el escribano de número de Samos Francisco Benito Losada en 3 de junio de 1769, recibió de su padre mediante donación “todos sus vienes, muebles y raíces y rentas de vino, centeno, trigo, lechones y más derechuras y pertinencias que él otorgante cobra y percibe por sus vínculos y mayorazgos o en otra cualquiera manera que sea y le pertenezcan en su casa de Lusío, las de Quiroga, Sevil y otras que le tocan y pertenecen”, con ciertas condiciones, entre ellas que debía abonar a su padre el D. Francisco Ignacio Valcarce Vázquez y Quiroga la cantidad de mil reales anuales pagados en dos veces, asistirlo a una mesa con decencia y alimentos correspondientes a su calidad y estado igual que se venía haciendo, que a su fallecimiento había de pagar los gastos derivados de su funeral, entre otros particulares.

D. Andrés Ramón Francisco Xabier Valcárcel, contrajo matrimonio con Dª María Gertrudis Arias y Noguerol, III Marquesa de Bosque Florido; hija de D. Mateo Aria Quiroga y de Dª Juana Teresa Quiroga y Noguerol, vecinos de la casa de Espasantes, en la parroquia de san Félix de Cangas, (Monforte). Quienes tuvieron por legítimos hijos a:
I. D. Vicente María Queipo bº el 16 de junio de 1770.
II. Dª María Ramona Josefa, bª el 24 de noviembre de 1771.
III. D. Antonio María, que nació en Espasantes, siendo bautizado en san Fiz de Cangas el 22 de diciembre de 1773. (q.s.l.l). En política desempeño, primero, el cargo de diputado por el Reino de Galicia y después por la provincia de Lugo.

D. Antonio Ramón Vázquez y Quiroga, Marqués de Bosque Florido, se casó con Dª María Gertrudis Arias Quiroga, de quienes fue hijo D. Antonio María Vázquez y Quiroga, que se casó el 11 de noviembre de 1797 con Dª María Ignacia Queipo de Llano y Valdés Bernaldo de Quirós, hija de D. Joaquín José Queipo de Llano y Valdés, Conde de Toreno, Alférez Mayor del Principado de Asturias, Regidor Perpetuo de dicha Villa y Concejo, y de Dª Antonia Bernaldo Quirós, vecinos de la villa de Cangas de Tineó, en el principado de Asturias, quienes tuvieron por legítimos hijos a:
I. D. Joaquín, bº el 30 de octubre de 1798.
II. D. Manuel María Ramón Juan Nepunoceno, bº el 19 de mayo de 1800. Fue primer conde de Torrenovaes y vizconde de Espasantes; falleció en la feligresía de san Martín de Quiroga el 13 de junio de 1859. Fue dueño de la casa de san Martín de abajo, en Quiroga, y de la Espasantes; durante seis veces diputado a cortes por la provincia de Lugo, además en la primera exposición agrícola, industrial e artística de Galicia celebrada en Santiago de Compostela en el año 1858 presentó varias muestras de hierro fundido (A).
III. D. José María, bº el 19 de noviembre de 1801, fue regente de la Audiencia de Puerto Rico.
IV. D. Felipe Antonio Vázquez Queipo, fue administrador principal de Correos, fue tercero testamentario de D. Fernando Blanco de Lema, entre 1880 y 1900, Fundación Fernando Blanco de Lema, ayuntamiento de Cee en A Coruña.
V. Dª María Gestrudis, bª el 12 de enero de 1803.
VI. D. Vicente María Julián, bº el 18 de febrero de 1804 (B). Gran matemático y uno de los mejores científicos que dio la provincia de Lugo; fue apoderado de los dos primeros testamentarios de la Fundación Fernando Blanco de Lema, en el ayuntamiento de Cee, A Coruña.
VII. Dª María Josefa Patrocino, bª el 6 de mayo de 1806.

(B) D. Vicente María Julián Vázquez Queipo; contrajo matrimonio con Dª Dolores Corte y Calzado, natural de Sevilla, hija legítima de D. José Corte y Otimpe, natural de Madrid y Dª Juana Calzado y Asensio, natural de Sevilla. El 16 de Septiembre de 1838, bautizaron en la iglesia parroquial de San Martín de Quiroga, una hija llamada Dª María de la Natividad Josefa Antonia Jertrudis. Otro hijo del mismo matrimonio ha sido D. Antonio Vázquez Queipo, que nació en la Habana el 1º de noviembre de 1840, y falleció en Madrid, en 1900. Había realizado estudios en Francia y en Madrid donde cursó la licenciatura de derecho y posteriormente realizó el doctorado. En 1864 regresó a cuba, donde ocupó importantes cargos, entre ellos el de teniente fiscal de la Audiencia de la Habana, Consejero del Banco Especial, logrando el pago de 9.500.000 pesos oro, y saldó en París los primeros veinte millones de la Deuda, conocida con en el nombre de Cubas. En 1873 fue elegido diputado a Cortes por el Distrito de Quiroga y años más tarde el de la Habana, siendo posteriormente senador por Puerto Rico, hasta que en 1890 fue nombrado senador Vitalicio.

(A) D. Manuel María, contrajo primeras nupcias con Dª Ramona de Quiroga y Pardo, dueña de la casa da Lamela, en la parroquia de San Salvador de Hospital de Quiroga, de quienes fueron legítimos hijos:
I. D. Vicente María Pantaleón, bº en san Martín de Quiroga el 31 de julio de 1827.
II. Dª María Manuela Vázquez Queipo Quiroga.

D. Vicente María Pantaleón Vázquez de Quiroga y Queipo de Llano, I vizconde de Espasantes y II conde de Torrenovaes, fue caballero del hábito de Santiago, diputado por la ciudad de Santiago, diputado por el distrito de Quiroga. Falleció en Santiago de Compostela el 22 de abril de 1867.

D. Manuel María, contrajo segundas nupcias con Dª María del Carmen Pardo Valledor, oriunda de san Esteban de Piantón, de A Veiga de Ribadeo, principado de Asturias, de quienes fueron legítimos hijos:
I. D. Francisco Javier, bº en san Martín de Quiroga el 20 de febrero de 1848, falleció en la misma feligresía el 18 de enero de 1897.
II. D. Antonio María.
III. D. Álvaro.
IV. Dª María del Carmen.
V. Dª María Ignacia Vázquez Queipo y Pardo.

D. Francisco Javier Vázquez Queipo y Pardo, III conde de Torrenovaes, dueño de la casa de Espasantes, perdió el título de vizconde de Espasantes, al no cursar en los plazos legalmente establecidos la sucesión de dicha merced, según se hace constar en correspondiente edicto publicado en Gaceta de Madrid el día 7 de febrero de 1880.

Contrajo matrimonio con Dª Segunda Montoto y Barral, natural de san Cristóbal de Pena, (Lalín), de quienes entre otros fue hijo D. Francisco Javier Queipo bautizado en la iglesia parroquial de san Martín de Quiroga el 2 de agosto de 1875, IV conde de Torrenovaes de Quiroga, dueño de la casa de Espasantes. Contrajo matrimonio en la iglesia parroquial san Jurjo de A Coruña el 21 de febrero de 1903, con doña María del Pilar Río y Santos, natural de la ciudad herculina, hija de D. Nicolás Río y de Dª María del Pilar Santos.

D. Francisco Javier Queipo, falleció en Espasantes el 19 de diciembre de 1949, siendo enterrado en el cementerio de la parroquial san Fiz de Cangas, para años más tarde sus restos ser trasladados a la capilla de la casa de Espasantes, donde reposan junto a los del maesse de campo don Rodrigo López de Quiroga.

Del matrimonio habido entre D. Francisco Javier Queipo y doña María del Pilar Río, fue doña María del Pilar Vázquez Queipo Río, V condesa de Torrenovaes y dueña de la casa de Espasantes, que bautizada en la iglesia parroquial de santa Teresa y santa Isabel de Madrid el 2 de enero de 1904. Solicitó sin ningún éxito la rehabilitación del extinguido titulo de vizcondado de Espasantes; contrajo matrimonio en la iglesia parroquial del Sagrado Corazón de Madrid el 10 de julio de 1925 con Francisco Escribano Aguilera, general del Ejercito del Aire, de quienes fueron legítimos hijos:
I. D. Francisco Escribano Vázquez Queipo, quien falleció sin sucesión.
II. Dª María del Pilar Escribano Vázquez Queipo, bª en la iglesia parroquial de san Ignacio y san Sebastián de Madrid el 3 de abril de 1928. señora de la Casa de Torrenovaes, contrajo matrimonio en la iglesia de san Jerónimo del Real de Madrid el 26 de junio de 1955, con D. Gustavo de Cubas y Gerdtzen, conde de Almudena, de quienes hija legítima Dª María del Pilar de Cubas y escribano, bautizada en la iglesia de Ntra. Sra. dos los Ángeles, de Madrid el 9 de junio de 1957.
López Pombo, Luis
López Pombo, Luis


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania