Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Et lux perpetua luceat mei

viernes, 30 de noviembre de 2012
ET LUX PERPETUA LUCEAT MEI

II

Por estas fechas, Don Rajoy ya lleva un año en la Moncloa. A mi me indigna oir a los voceros de la sabiduría alegar de continuo que Rajoy actúa siempre “a la gallega” y me indigna porque se oye decir que no se sabe si sube o baja cuando la realidad es que ni sube ni baja. Como decía Quevedo Rajoy está quedo. Yo puedo admitir que Rajoy, si supiese gallego que al parecer no lo sabe desoyendo el doble consejo que se dice le dio su día Fraga en Galicia: cásese y aprenda el gallego. Hiciese el gallego pero asi como a lo primero hizo caso a lo segundo no.

Yo puedo entender que sin saber gallego Rajoy sea del clan de aquellos que, embargados de tonteria y capirotez decían la simpleza de “si vou a Bueu nun bou, vou; si non vou a Bueu nun bou, non vou”. Pero que se diga que actúa en gallego, non.

Un gallego no miente ni engaña con la reiteración que lo hace Don Mariano, un gallego no deja a un andaluz socialdemócrata (lo de social, pase pero lo de demócrata…xiquillo…) saquear el bolsillo de los súbditos y prometer ahorro y trabajo; un gallego no permite que la ETA le sople los mocos ni que un cateto esté monopolizando todos los medios de comunicación y dando por donde puede y quiere en el traspunte de todos los españoles convirtiendonos en sus contribuyentes y aun le ofrece diálogo, carantoñas y el pago de los bonos patrioticos.

Pero sin dejar de lamentar la desgracia hispana con gobernantes liberticidas porque la política en curso es un exceso de limitaciones de libertades como la permisión de las miles de huelgas, manifestaciones y paros, al igual que la merma de salarios en lugar de evitar gasto público, que en realidad es gasto político, sin la mentada dejación, ahora una doble exministra de Zapatero dice que hay que pedir perdón por los errores cometidos por el susodicho ex Presidente del Gobierno durante dos mandatos.

Uno al oir esto, no es que se acuerde de que la Iglesia pidió perdón por el juicio a Galileo Galilei, ni de la madre ni de los muertos de nadie, es que se siente llevar por todos los diablos cuando un presunto delincuente por delitos de alta traición: ETA Cataluña, ruina española, es consejero de Estado y mientras una biministra suya dice que hay que pedir perdón por las fechorías del inane como si a ella no le concerniesen ni al Rubalcaba que la desbancó del machito.

Señora, para perdonarles había que haberles sancionado y su colega Rajoy le concedió a su señorito la Gran Cruz de Isabel la Católica. Es fácil de comprobar el respeto, aprecio y consideración que esta tropa de politiquillos otorga al pueblo que les paga. Es una vergüenza tal que solo tiene una solución ya que echarlos a todos es imposible: negarse a pagarles el sueldo. Y eso tiene un nombre. A ver escolares: i+n=in, s+u=su, m+i=mi, s+i=si, o+n=ón. ¿Sale? No vayamos a hacer como el chaval del cuento cuando el maestro le enseñaba p+a=pa, l+o=lo y el chaval en vez de decir palo decía carabullo. A ver si ahora vamos a leer lo que venimos haciendo: obediencia y sometimiento.

No olvidemos que el Señor Rajoy siempre habla de lo que va a ser bueno para España pero no oculta que lo que hace va dirigido a ganar las próximas elecciones.
Dona mei Deus lux perpetua.
Goás Chao, Domingo
Goás Chao, Domingo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania