Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

De la cárcel se sale, amigo. No te rindas!

viernes, 31 de agosto de 2012
(Meditación personal desde Benedetti).

Compañero amigo, amigo del alma. Cuantas veces he visto lo imposible pisando mis talones en mis proyectos de vida con la tentación de dejarlo todo. Alguien se acercó y me susurró, suavemente, allá muy adentro: No te rindas. Quizás fue ese hijo, ese tan pequeño, de mirada limpia y ojos suplicantes: Papá, no te rindas. He visto las lágrimas de una madre buena, con rostro gastado, que me dio la vida: No te rindas. En el silencio de la noche y en la soledad de mis días un amor me grita: Por favor, no te rindas.

Me siento atrapado. Tengo dependencias. Lo mejor de mi se va destruyendo. No soy un ser libre. La culpa me acecha. Me siento frustrado. Mi vivir penando es un sin sentido. Me comen las ansias de gritarme fuerte: ¡Cambia ya tu rumbo¡ ¿Cómo, dónde, con que ayuda? Una gran zozobra. No sé. Aún no veo. Esa voz interior se agranda, no sabe callar. Machaconamente me insiste: No te rindas. Un pesimismo inútil y destructor aparece amenazante. Que maraña. No puedo perderme. No vale la pena. Sí. Me levantaré. Allá en lontananza, una leve luz. Palpando, al vislumbre, sus atisbos busco. No quiero rendirme. Soy un buscador. Tengo derecho, como persona, a vivir de pie y con dignidad. En alguna parte, me lo dice el alma, nuevas oportunidades me aguardan, a mi espera están. Esa voz me dice: Levántate y anda, no te rindas. ¿Podré? Y de nuevo las dudas. Aparece el miedo y llega el desánimo. Pero, no. No te rindas. Y la voz me puede, me insiste y no calla: No te rindas. Un golpe en la mesa: Basta, me dije a mi mismo. Decídete ya. No seas cobarde. Te espera otra vida. Pretendo acallarla. La voz no se deja. Con fuerza imperante: No te rindas.

Al fin la escuché y me fue guiando. Me puse en camino. Y vino la lucha. Y la lucha fue dura. Tuve recaídas. Y pasó el tiempo. Mucho tiempo.Un tiempo de años con días iguales. Sí. Han pasado años. Conocí penales y módulos varios. Sangre, sudor, miedos. Muchísimas lágrimas he dejado en mi senda, también en mi celda. Con los compañeros, en largas sesiones, con risas y bromas, también con reservas, aliviamos penas. Ya no soy el mismo. El tiempo, mi tiempo, se fue consumiendo. Mucho he cambiado.

Y llegó el día y sonó la hora. Las puertas cerradas al fin se me abrieron. Mirando hacia atrás, ¡que precio tan alto! ¿Mereció la pena tener que pagarlo? Mucha gente buena ha puesto su parte y estuvo apoyando. Tuvieron paciencia. Creyeron en mí para que yo creyera. Y esta es mi historia, compañero amigo, amigo del alma. Yo quiero animarte. De la cárcel se sale. Otra vez se empieza. Se empieza de nuevo. No te rindas.

Y a ti, Benedetti, gracias infinitas por saber decirlo:

NO TE RINDAS (Mario Benedetti)


No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor, no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga
y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños.
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo,
Porque yo te quiero.
Campo Freire, Xaquín
Campo Freire, Xaquín


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania