Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Una sex-symbol para una crisis

miércoles, 23 de mayo de 2012
A Mae West, considerada el primera sex symbol de Holywood, le llamaban la diva de los labios irreverentes. Y no fue ello por su geometría y contundencia, sino por la ironía y guindilla que adobaban sus bocadillos en los diálogos imprevistos.

Actriz de poses lentas y seguras, coreógrafa y guionista, a veces solía improvisar alguna frase en el mismo plató y en el propio rodaje. En una ocasión, al galán que se le acercaba ya de lejos alborozado y en “intre “cachondo”, le recibió con un “tienes una pistola en el bolsillo o es que te alegras de verme”? Y es pícara aquella su frase de “soy buena; pero cuando soy mala, soy mejor”.

Y, perdonen, no tiene desperdicio de ingenio figurativo aquel su aviso para no iniciados: “ EL sexo es como el pocker: si no tienes una buena pareja, sería mejor que tuvieses una buena mano”. Era, pues, una experta en el manejo de ese doble sentido de las palabras que a veces nos lleva y nos posibilita la satisfacción del humor y el esbozo de la sonrisa distendida e inteligentemente humana y útil.

Era ella, con sus labios irreverentes, una buena receta y un buen lenitivo para cualquiera en los momentos de crisis o depresión de uno u otro tipo.

Más humor, más juego, en este caso limpio, más partido a la vida, más fútbol, más fiesta, más ironía, más divertimento, más Mae West en tu casa o en la mía en esta crisis y la madre que la dio. En la tele o en la radio, en las redes sociales, en la calle o en las aulas, en el bar, en todos los sitios, “más barra libre”contra el sistémico llanto, que ya parece obligatorio llorar día sí y día también. Menos polvos y menos vientos y así menos lodos y menos tempestades.

Menos Agencias de Calificación para engorde de cuatro gánsters, maletín en mano, en las cuatro esquinas de la economía. Menos embusteros y embaucadores del pequeño accionariado, menos frack, menos seriedad y pose de tribuna o de atril o de púlpito, que también, más distensión y “agarimo” y sinceridad en los foros nacionales e internacionales de viéndole las orejas al lobo, y más Mae West en el teatro aunque sea crítico del mundo.

Y sí, claro, por qué no. Cómprese usted un libro de chistes y ríase cuanto pueda, uno por la mañana y otro por la noche antes de acostarse. Que nadie nos va a amargar el viaje, digo yo. Con Mae West y sus labios irreverentes…y con su mismo dominio de la segunda intención cantando todos sin desgana, por ejemplo, “La alegría de la huerta”.
Mourille Feijoo, Enrique
Mourille Feijoo, Enrique


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania