Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Opinión... mod(l)esta V

martes, 18 de octubre de 2011
Unos días en Galicia donde Lugo se convierte en la Capital de los siete Reinos de la Región, sólo tienen un grave inconveniente sanitario: vuelve uno con unos kilos de más y no hay Adipesina que los quite.
Pero, aparte de la faceta gastronómica, entre manteros y D. José Blanco, no había otros temas de conversación. Bueno, haber sí había pero como es lamento, queja y malestar por cómo el inquilino “monclovita” Sr. Rodríguez Zapatero está acabando ya de dejar en estado agónico, “caquético”, anoréxico y ni siquiera bulímico porque no se puede devolver lo que no se ingiere, no conviene dejar de reír porque he llegado a la conclusión de que, “ratio aetatis”, no voy a ver la salida del túnel y mira que he pasado hace poco el San Gotardo con sus diecisiete kilómetros, me he propuesto morirme sano y riéndome. ¿Cómo los tontos? No. Como los políticos que no hacen sino reírse del pueblo. Yo me río de los manteros, ¡pobre gente!, de los políticos y de quien se tercie.
Por ejemplo, la simple tontería de haberles dicho que se vayan a los señores. Rubalcaba y Blanco, como creo que el día doce el Sr. Rodríguez Zapatero, me hace reír porque ellos se ríen tanto de esos como de los que los votan. La jorobadura
(-dienda) del pueblo no tiene enmienda.
Y no digo nada cuando uno te cuenta una “proeza” del Sr. Blanco y otro otra peor y otro casi que mató a Jesucristo. Pero hay una realidad: en breve me temo que de la presunción de inocencia se va a pasar –me refiero al populus lucensis- a la presunción de indecencia. Te cuentan y te viene a la mente la canción: “Son rumores”. Que si estuvo procesado por una sustracción de tres millones de pesetas de las juventudes socialistas. Que ese procesamiento precipitó su marcha a Madrid. Que si una constructora recibió de él ayudas con algún retracto. Que si otra constructora se favoreció con no sé cuanto y …. total que, aunque yo sigo defendiendo el derecho fundamental del Sr. Blanco a la presunción de inocencia, ¿por qué de una puñetera vez no dice a la gente con qué pagó su chalet de Las Rozas de Madrid y el ático de Villa PSOE en la Isla de Arosa? Se taparían tantas bocas………..Hubo quien me amenazó con contarme no sé cuántas fechorías y “falcatruas” del citado personaje pero no acepto amenazas. Sólo oigo. Ahora, ¿cómo es que sale lo del Sr. Blanco a la luz el mismo día que se publican las indemnizaciones de los bancarios de NCG cesantes?
Otro dato que en su infinita casualidad necesita otra explicación, como decía un viejo amigo mío: “¿Quién fue el pícaro que engendró la casualidad?”
¡Oh causalidad, cuántas culpas llevas habiéndolas tenido!
El dato: El Sr. Blanco dice que es creyente –no dice en qué- y que hace examen de conciencia todos los días.
Otro día algo había que decir –ya lo comentamos el año pasado- acerca de los manteros y de los exámenes de conciencia del Sr. Blanco.
La cosa se pone ”thriller” pero ¿habrá elecciones el 20-N?.
Goás Chao, Domingo
Goás Chao, Domingo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania