Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Presupuestos participativos, una interesantísima forma de decisión directa

jueves, 13 de septiembre de 2018
El domingo por la noche, a las 12 concretamente, se cerró el plazo para presentar iniciativas a los Presupuestos Participativos. Esta iniciativa, que me parece de las mejores que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Lugo, permite que cualquier ciudadano o entidad (ya sean asociaciones, empresas, o agrupaciones de cualquier tipo) presenten ideas para desarrollar en la ciudad con dos límites: el primero es que sea una competencia municipal (lo cual tiene su lógica, a pesar de nuestra administración local presume de gastarse millones de euros en cosas que son competencia ajena, pero eso es otro debate) y que cada proyecto no supere los 15.000 euros. Esto último se hace por varios motivos, siendo el más obvio que así son contratos menores y es más fácil tramitarlos, y el menos explicado pero también bastante evidente que de esta forma tienen cabida más ideas en los 350.000 euros dedicados al asunto.

Es alentador que quien lleva el tema sea la concejala Rosana Rielo, quien demostró en repetidas ocasiones su buen hacer y que se toma en serio las cosas. No hay más que ver el buen nombre que deja allá por donde va y el cariño que le tienen, por ejemplo, las asociaciones del Arde Lucus, fiesta que creció enormemente los años que estuvo bajo su batuta. Sinceramente siempre me ha sorprendido que no la tengan con dedicación exclusiva, porque como persona “normal” (ya me entienden, no se tiren de los pelos) que es, trabaja en una entidad bancaria para ganarse los garbanzos, cosa que por un lado me parece fantástica porque así sigue en contacto con la realidad y el día a día de cualquiera, pero por otro me parece que le hace desaprovechar un valiosísimo tiempo que podría invertir en el Ayuntamiento. Y nos vendría muy bien alguien así a jornada completa.

Pero a lo que iba. Los Presupuestos Participativos son una herramienta singular porque se supone que los que habitualmente toman las decisiones en primera persona, es decir los ediles, dejan ese fundamental papel en manos de la gente. No apoyaría hacer eso con toda la administración, pero sí es bueno que haya una parte que funcione así.

¿Cómo va la cosa? Pues una vez finalizada la fase de presentación de propuestas, ahora toca que los técnicos municipales revisen las ideas para ver si encajan presupuestaria y competencialmente. Se nos aseguró que no descartarían ninguna por otros motivos y no tengo por qué dudar de esa afirmación.

Una vez se pase ese filtro, se abre a la votación de todo el que quiera entrar a ver qué se propone y “comprar” los proyectos. Eso me ha encantado, ahí se nota que esto lo gestiona una empresa privada porque funciona, no como otras webs municipales. En lugar de votar como si fuera una encuesta, puedes ir viendo las ideas y las vas “comprando”. El formato es el de una tienda online, en que tienes un saldo de 350.000 euros para gastar y puedes ir metiendo los proyectos que te gusten. Si te pasas del presupuesto tendrás que elegir reducir algunos para ajustarte a lo que puedes gastar. Es una forma de concienciar a la gente de que el dinero público no es infinito, y el sistema me ha parecido muy acertado.

Por supuesto no todos los proyectos tienen el mismo coste. Unos supondrán unos cientos de euros y otros varios miles, pero es el “comprador” el que decide qué añade y qué retira de su carrito, con la conciencia, además, de que los que ganen se ejecutarán, y eso da una dimensión de realidad al asunto. En fin, que por una vez puedo felicitar al Ayuntamiento sin demasiados matices.

Como mucho diría que es una pena que solo se acuerden de esto cuando se acerca un periodo electoral. La anterior convocatoria fue justo antes de las elecciones de 2015 y ahora se ponen a ello a meses de las de 2019, pero bueno, ya sabemos cómo funciona esto (aunque no debiera). Por suerte para ellos su desidia en otros asuntos hace que los anuncios que llevan puestos por la ciudad desde hace cuatro años vuelvan a servirles para publicitar esta iniciativa, ya que hay, sin ir más lejos, parquímetros de la ORA (por cierto, no sé qué pintan aún por la calle) con publicidad de este tema desde 2015. Ya saben, hasta un reloj parado da la hora con exactitud dos veces al día.
Latorre Real, Luís
Latorre Real, Luís


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Noticias RSS Válido

PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania