Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Máximas IV de Juan de Portoplano

viernes, 10 de agosto de 2018
Entiendo una máxima o frase o sentencia o proverbio como un intento de encajar en unas docenas de palabras un aspecto de la realidad, de todo ente o de varios entes. Es más bien, no una formulación dogmática, sino un intento de que otras personas reflexionen sobre el mismo tema, y lo perfeccionen. Estas máximas pensadas para hacerse públicas en medios de comunicación digitales, pueden, por lo general, abajo la posibilidad de ser comentadas y por tanto, de ser analizadas y valoradas, con respeto, e incluso indicar otras opiniones y otras razones y otras argumentaciones. Estas máximas están hechas para ser pensadas y meditadas y perfeccionadas. Ahí queda el toro y los demás pongan el capote.

- Tantas lecturas y tanto pensar y tanto observar, me han llevado a pensar o creer, que ya no sé si es mejor el libre mercado o el mercado regulado a medias, o el no-libre-mercado en la sociedad… Desde luego sigo creyendo que los Derechos Humanos es lo esencial, y que la democracia, es el sistema mejor o menos malo que hemos inventado. Pero cómo combinar los derechos humanos, la democracia con el libre mercado o el no-libre-mercado o esa situación intermedia de mercado regulado. Todo el mundo dice tener la solución y la respuesta, pero yo me temo que no es cierto, que nadie sabe la solución, y todo el mundo va a tientas, relleno de sus propias irracionalidades. Pienso a veces, que tanto observar y tantas lecturas y tanto pensar, me ha llevado a una especie de enorme confusión interna, ahora dirían escepticismo. ¿Pero cual es la forma más racional y moral de cubrir las necesidades de siete mil millones de seres humanos…?

- ¿Dicen que nos gobiernan unas elites a nivel mundial…? ¿Sería una especie de nueva nobleza, pero en este caso financiera e industrial? ¿La pregunta sería, de ser cierta, que existe una elite mundial, cosa que dudo, que nos gestiona el mundo o lo dirige, se pone de acuerdo entre ella, o diríamos existen varias elites mundiales, que gestionan cada una, un trozo de mundo o una geografía concreta…? ¿Pero en segundo lugar, no sería mejor, para el mundo que hubiese una elite mundial, que al menos ponga en armonía los intereses de doscientos Estados actuales, de una veintena de grandes culturas-ideologías-civilizaciones-filosofías…? ¿O dicho de otro modo, nos guste o disguste, necesitaríamos una elite mundial, que dentro de la democracia y los derechos humanos, diese luz para que la humanidad no se extinga…?

- ¿Hemos avanzado enormemente en tecnología y ciencia, pero estamos cojos y sordos y tuertos, hemos avanzado muy poco en cuestiones antropológicas, sociológicas, políticas, éticas…? ¿Y de ahí surgen un desequilibrio muy grande, entre lo que podemos hacer, y entre lo que somos y lo que nos conocemos? ¿Un desequilibrio que nos puede llevar a un punto sin retorno?

- ¿Cómo valorar los actos o las omisiones de actos y sus consecuencias, para nosotros y para otros y cómo valorar los actos o las omisiones de actos, cuándo son colectivos o sociales, cuándo afectan a millones de personas o cientos de miles…?

- Creo que si cientos de cuestiones o temas o subcuestiones que ahora no se estudian o analizan o valoran desde las ciencias, se hiciesen desde las ciencias, cuestiones que entran en el mundo de las humanidades, filosofías, estética, culturales en general, religiosas, creo que si así se hiciesen el ser humano y la humanidad se evitaría muchos sufrimientos y penas y angustias y muchos errores.

- Las soluciones sociopolíticas, de unas ideologías y de otras, hay momentos de la historia, que llenan de incertidumbre a millones de seres humanos, que millones de seres humanos duermen, noche tras noche, semanas y meses, con el temor que todo el sistema, mejor o peor, que está en un cierto equilibrio se desequilibre… Esos momentos históricos, semanas o meses, que una serie de soluciones a una serie de problemáticas, se pueden ir hacia una pendiente o hacia otra. Y tú, tú en medio, sin saber lo que sucederá, tú que solo quieres el orden y no el desorden, que se camine hacia mayor grado de paz y equidad y progreso y riqueza, riqueza en todos los sentidos.

- Hay días que te levantas de la cama, no solo temiendo que problemas personales no se puedan resolver, sino que problemas sociopolíticos hagan más difícil que se soluciones los problemas personales de cada persona. Que en definitiva, cada uno viva con dignidad y humanidad y moralidad.

- Todo el mundo quiere que al menos algunas personas les quieran y les estimen.

- Si no existe Otro Mundo, después de éste, muchas bondades realizadas por los seres humanos, algunos seres humanos o muchos seres humanos, no se valorarán, ni aquí, ni en ningún lugar. Ni muchas maldades realizadas por algunos individuos o muchos individuos, no se sancionarán, ni aquí, ni en el otro mundo.

- Existen siete errores morales graves, siete errores o pecados capitales, según la tradición occidental, estos errores graves, no solo lo producen individuos, sino también colectivos o ideologías. Cuando un individuo equis, tiene un poder más que la media de la población, y está situado en un cargo elevado, si cae en uno de los errores morales graves, puede tener enormes consecuencias negativas para toda la sociedad, incluso para generaciones, porque un error grave de un individuo, le puede afectar a él o ella, y a su familia, y a unas docenas o cientos de personas, pero una persona que ocupe un alto cargo de representación social o cultural o política o económica, un error moral grave personal e individual puede afectar a cientos o miles o docenas de miles de personas, si no cientos de miles o millones, de su generación o posteriormente. Creo que los altos cargos de la sociedad, sean grandes empresarios, grandes personas de la cultura y de la religión, se deberían estudiar y analizar, con estudios pertinentes su nivel de salud psicológica, pero también moral, porque las consecuencias pueden ser enormes a cientos de miles de personas o docenas de miles o a millones.
Caminero, Jmm
Caminero, Jmm


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania