Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Salvar a los elefantes

miércoles, 06 de diciembre de 2017
Entre las muchas campañas que recibo, que van desde la prohibición de los vientres de alquiler que abogan unas aguerrida feministas de Pontevedra, hasta la difícil situación por la que atraviesan algunos pueblos indígenas del Amazonas, me llega una de Avaaz, un nutrido ramillete de entusiastas ecologistas de 40 países, que operan desde 18 países y operan en 17 idiomas, defendiendo muchas causas. Avaaz significa voz o canción en leguas y dialectos africanos. Esta campaña me ha llamado mucho la atención por lo que deseo compartirla con mis amables lectores. Se trata de salvar a los elefantes.

En 1975 me encontraba en San Francisco, también en otra campaña los 30 años ‎de la Carta del mismo nombre, constituyente de las Naciones Unidas, cuando al acercarme al mar vi a una muchachita muy joven sentada en el suelo con una pequeña pancarta "Save the whales", Salvemos a las ballenas, me acerque y le pregunté de que iba la cosa, me soltó un rollo de Catequesis sobre los peligros que acechaban a estos enormes animales. Me rodearon otros activistas que barruntaban un nuevo proselito. Iban vestidos como los podemitas y mareados de nuestros días, que California ha sido la madre de todos estos movimientos para salvar al Planeta.

Cada año se exterminan más de 30.000 elefantes africanos y la causa son sus preciados colmillos, para enriquecer el comercio del marfil, me comunican los de Avaaz, que se angustian por la posible extinción de estos animales, que califican de mágicos. Me informan que China prohibirá este comercio en 2017 y que la Eurocamara pide que se termine con este tráfico y se acabe con el comercio del marfil y Hong Kong piensa hacerlo en 2021.

A los elefantes los europeos los veíamos en los circos, ahora en los zoológicos, que maravilloso es el de Cabarcenos en Cantabria, de ellos sabemos que van en manada, que hay dos tipos de elefantes, el africano y el asiático y los que tengan la suerte de viajar, como es mi caso, los habrá visto en la India, recuerdo un magnífico ejemplar en Jaipur que hacía las veces de portero de un hotel rural, llevando a los turistas en sus generosas grupas a visitar un templo en un pico de una montaña o en Tailandia se les ve trabajar transportando materiales de construcción con sus trompas en acción. ‎En Sudafrica hay mas de un restaurante que prepara su carne o así te lo cuentan.

En los Parques Nacionales se ven turbados por los furtivos, que los abaten para ‎el comercio del marfil, que es muy rentable y que compensan a estos despiadados cazadores del albur de ser abatidos a su vez por los guardas forestales. Se trata de un tráfico organizado y muy peligroso para los elefantes.

Una de las esculturas más bellas del ancho mundo es un un crucifijo renacentista atribuido a Bernini, que se expone en Florencia y que es de un marfil que te deja con la boca abierta por su delicadeza y el gran trabajo realizado por este orfebre tocado por la mano de Dios. La fascinación del marfil como ornamentación viene de muy antiguo, pero eran tiempos y mundos diferentes, en que los animales estaban casi a la par con los humanos.

Las cacerías y los safaris fotográficos los convierten también en morbo y regocijo para turistas y cazadores, pero te venden, que se intenta mejorar la especie y es una eliminación controlada.

Malos recuerdos sin duda para nuestro querido rey emérito Don Juan Carlos en su caza mayor de paquidermos y de "ostentoreas" rubias, que puso fin a su amplia carrera cinegética. Salió trasquilado nuestro simpático y gran monarca protagonista de la Transición.

Para un urbanita como vuestro humilde cronista, que no ha cazado en su vida y esta en contra de todas las armas de fuego, le gusta mucho esta campaña de salvar a los elefantes y hago mía y os invito a apoyar, el llamamiento de los chicos de Avaaz, apoyadlo por favor.

‎Joaquin Antuña
joaquinant@hotmail.com
Antuña, Joaquín
Antuña, Joaquín


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania