Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

La estúpida vanidad de la Semana Santa

martes, 14 de noviembre de 2017
Parece necesario recordar a algunos “gerifaltes” de las cofradías que las procesiones eran autos sacramentales con el objetivo didáctico de mostrar la pasión de Jesucristo. Única y exclusivamente. Y de aquellas exposiciones estos lodos. Y no debiera ser yo quien se lo recordase, sino personas de la propia Iglesia, más formadas y con mayor predicamento, las que debieran decir basta ya.

Viene esto a colación porque leo en la prensa que una cofradía, de la que aún formo parte por lazos románticos, sin encomendarse ni a Dios ni al diablo, presume de ser aceptada como real sin consulta a los propios cofrades. Un poco fuerte ¿no? ¿Y si mis ideas son republicanas? Y sobre todo ¿Qué pinta aquí el Rey a no ser dar cobertura a la ostentación a la que algunos son tan aficionados?

Los “ilustres” directivos, ya que los tiempos han cambiado desde que yo participaba, debieran acabar con aquellos cambalaches que personalmente sufrí – traían los pregoneros sin consultarme siendo yo el Hermano Mayor de la Piedad y por entonces responsable máximo-, decía que los directivos debieran consultarnos y, ya que no podemos asistir a las asambleas, al menos utilizar la misma tecnología que usan para convocarnos - correo electrónico- utilizarla al menos para preguntarnos. Un poquito de respeto, por favor. Y, ya puesto a ser sincero, yo votaría no.

Pero el mal no se circunscribe a una más de las que acostumbran a brindarnos ciertos señores, sino a la esencia de la Semana Santa que, pasito a pasito, y dada nuestra peculiar idiosincrasia, se va convirtiendo en un carnaval y una pasarela de ostentación en vez de mantenerse fiel al espíritu franciscano y dominico que la funda.

Personalmente llevo ya bastantes años alejado de tanta parafernalia porque mi Cristo está todos los días en mucha gente. Vosotros, señores cofrades, podéis seguir poniendo paraguas con estrellitas y flores a vuestros santos, los míos se mojan por la calle pidiendo limosna.
Timiraos, Ricardo
Timiraos, Ricardo


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania