Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Un domingo en San Pedro

lunes, 13 de noviembre de 2017
Amigos si estáis en Roma un domingo tenéis que ir a la Basilica de San Pedro, a escuchar la palabra del Papa a las doce y recibir la bendición de Su Santidad orbi et orbe. Es un rito indispensable para todo buen viajero. El Papa en Roma es mucho más que el Presidente de la República, sea quien sea el elegido. El grito unánime cuando muere un Santo Padre,es Viva el nuevo Papa, después del cónclave naturalmente. Todos los Papas son venerados por los fieles y con mayor motivo por los romanos, el Papa es el obispo de Roma. Millones de turistas y peregrinos se congregan en la grandiosa Plaza de San Pedro, circundada por la maravillosa Colonnata de Bernini y en el centro un majestuoso obelisco egipcio. Este primer domingo de noviembre el tiempo muy gris y frío no invitaba a ir al Vaticano, pero más de veinte mil personas fuimos, algunos como yo en Metro, desde la Plaza de España a la estación de Ottaviano y desde allí a pie, llevaba un paraguas y me detuve a un puesto callejero y un paquistaní me anudo una bufanda al cuello. Presencia del Ejército y muchísima policía, un laberinto para poder entrar en la plaza superando dos controles, el segundo más severo con rayos X, unos veinte minutos en total. Faltaban cinco minutos y tiempo para hacer unas fotos sumergido entre esta multitud. Había banderas de Argentina, de Bielorrusia, de Croacia y de otros países, afortunadamente ninguna estelada, que confieso me produce alergia. Abundaban los mexicanos, los filipinos y medio mundo‎ y móviles por doquier, fotos y más fotos. Un gran aplauso y en su ventana del apartamento vaticano aparece una pequeña figura de blanco, que afectuosamente nos saluda a todos y empieza a desgranar con voz monótona el Evangelio de este domingo. Francisco es monolingüe, se empeña en hablar solo en italiano, con el resultado que tres cuartas partes de la Plaza no le entiende una palabra, pero lo emoción de oír al Papa emociona a todos. Parece la homilía de un párroco de pueblo, con gran sencillez nos explica que a los escribas y fariseos hay que tomarlos por lo que hacen y no por lo que quieren que hagan los demas, su voz se anima cuando extiende este severo juicio a los políticos y autoridades. Después fustiga a quienes quieren aparentar en vez de ser. Luego la bendición, esta vez en latín porteño, y después un saludo a asociaciones de Bielorrusia, de España Madrid, Murcia y Valencia, a un Congreso internacional y a instituciones juveniles y parroquias de Italia. En seis minutos Papa Bergoglio nos desea todos que pasemos un buen domingo. Una señora argentina esta orgullosa de su Papa y exclama que es algo histórico. Para alguien que como vuestro cronista han estado en muchos domingos es realmente un balance muy modesto, muy lejos de las estupendas catequesis de Juan Pablo II y de Benedicto XVI, que en cinco idiomas se dirigían a los fieles y eran lecciones de teología y de actualidad mundial con una duración que no bajaba de quince minutos. En otro artículo os contaba la clasificación de los Santos, si se hiciera de los Santo Padres habría que colocar en primer lugar muy destacados a Pio XII y a Juan Pablo II, este último un gran líder geopolítico, el Papa de las multitudes. Papa Pacelli de familia de príncipes romanos reino en tiempos muy difíciles y su imagen con los brazos en cruz era inolvidable. Después como Papas de gran estatura intelectual Pablo VI y Benedicto XVI, con dos notables pontificados, Juan XXIII merece capítulo aparte por su visión mundialista y la convocatoria del Concilio Vaticano II, que concluyó de forma magistral Papa Montini, Pablo VI y en otro plano más modesto Juan Pablo I y Francisco, los dos Papas parrocos, el primero en sus 23 días puso a la mujer como protagonista con su famoso Dio e donna! Y deseo secularizar la diplomacia y las finanzas vaticanas, el segundo con su visión ecológica y su iglesia de los pobres y de las periferias marca también una nueva singladura de la Iglesia Católica. Roma caput mundi. Esta ciudad donde se unen el sacro y el profano seguirá ejerciendo una gran fascinación por su espiritualidad y por su boato mundano. No dejéis de visitar San Pedro y aplaudid al Papa, es un símbolo del pasado proyectado hacia el futuro. Dos horas después se abrieron los cielos y cayó una gota fría impresionante, que hizo que se suspendiera el partido de fútbol del Estadio Olímpico. Un domingo muy gris pasado por agua, pero para quienes estuvimos en el Vaticano nos iluminó el día.

joaquinant@hotmail.com
Antuña, Joaquín
Antuña, Joaquín


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania