Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Solitarios: Adolf Wölfli

viernes, 13 de octubre de 2017
Este autor, que poco a poco se va abriendo camino en los escenarios culturales, incluso artísticos de los grandes centros de exposiciones, nos muestra, diríamos que la capacidad del ser humano es más de lo que pensamos. Realizó una enorme cantidad de trabajo, que en parte se ha conservado, y como siempre, en otra parte no. Pero pocos autores, escriben más de veinte mil páginas de escritos, y una cantidad importante de dibujos-pinturas, además de composiciones musicales.

Esta persona, esta producción cultural, nos enfrenta a muchos de las preguntas-cuestiones-misterios-enigmas, no solo de su persona individual, ni de su época, sino también de la humanidad, de nuestra especie. Aquí queda esta pequeña introducción.

- Adolf Wölfli, Berna, 1864, + Berna, 1930. Es un representante del arte marginal, arte Bruto, arte Otro. Estuvo internado por los avatares de la existencia en un centro psiquiátrico, y por influencia de uno de sus médicos, empezó a realizar arte, y sobretodo a partir de un momento se empezó a conservar dicha actividad. Además realizó una obra narrativa que consta de 25.000 páginas y 1.600 ilustraciones, que es en sí mismo una de las obras narrativas, más extensas en número de palabras, de un único autor, de un solo título. También realizó composiciones musicales. Se creó una fundación para guardar-conservar-enseñar-mostrar-estudiar su obra.

- Como todo ser humano, estuviese enfermo o no, está compuesto por multitud de funciones-pasiones-emociones-ideas-sentimientos-recuerdos-vivencias-heridas, y como todo ser humano, quiera o no quiera tiene que mostrar-exponer-enseñar algo de todo ello, al mundo exterior.

Después está la acogida de esa producción, la acogida por parte de los demás. La recepción. En este caso, el mostrar-expresarse, fue a través de la pintura-dibujo, y a través de la narración, esencialmente. Aunque tuvo otras actividades como las musicales, como ya hemos indicado.

La recepción fue en un centro psicoterapéutico, que en ese momento fue capaz de entender-comprender, que merecía la obra que estaba realizando, merecería la conservación.

Después el tiempo, juntando a este autor con otras docenas de ellos, pues diríamos que han conformado un nuevo estilo o tendencia o Ssmo. en el arte del siglo veinte.

- Se habla del concepto “horror vacui”, es decir, que sus pinturas-dibujos no dejan ningún espacio en blanco, todo está pintado, o dicho de otro modo, no deja un color plano de fondo. Rellena todo el espacio, quizás para expresar-interpretar que la realidad que quiere expresar, la realidad interna que arrastra es siempre más que menos, que el papel, se le queda pequeño. Al pintar-escribir-musicalizar, quizás se olvidaba del mundo real, para entrar en otro mundo.

Quizás este arte, realizado por estas personas, que no tienen formación académica y cultural, demasiado extensa, permite, como el arte, mal llamado primitivo, como el arte prehistórico, llegar-arribar-mostrar algo de lo profundo de la psique humana.

En este caso, como en otros, los avatares de su existencia, abusos incluidos, centros de internado, cárcel, debido entre otras razones al fallecimiento de su madre, le dirigió a mostrar algo del complejo combinado que es una vida humana.

Ciertamente, después la gran pintura y la gran cultura y el gran arte, a través de Dubuffet y otros, recogieron diríamos, esta pintura y le dieron un sesgo de gran arte. Incluso existen críticos y teóricos del arte, que catalogan este tipo-tendencia de arte, como una de las grandes corrientes del arte de estos dos últimos siglos, porque nos muestran mucho de lo que somos, de lo que somos los seres humanos, mucho de lo que encerramos, aunque unas personas lo saben diríamos medio racionalizar y otros, lo hacen menos.

- Este autor, independientemente de los acontecimientos de su existencia, de su enfermedad, de otras realidades psicobiográficas, fue uno de los representantes, que intentó una combinación de las artes, o dicho de otro modo, en sus páginas escritas existen dibujos, en sus dibujos existen frases y escritos pero también una especie de composiciones musicales.

El concepto por esa época, surrealista, aunque él desconociese esta terminología, y posiblemente se adelantó al surrealismo y a otras tendencias, Adolf Wölfli se adelantó al arte total que en el siglo veinte se conceptualizó y definió, y según algunos es imposible conseguir.

Bajo mi modesto entendimiento, aquí se muestra claramente, que es posible, aunque no sea completo o total, no se integren todas las artes, pero desde luego si algunas. Otra cuestión es los resultados, la recepción o análisis-crítico de esas soluciones.

- Se ha indicado, algunas veces, que muchas de estas obras, de este autor, y también del arte denominado marginal, se parece mucho al arte tibetano o el arte de los mandalas.

Quizás sea incluir en un círculo algo de la existencia, o quizás mucho de la existencia, de las emociones-sentimientos-ideas-conceptos-recuerdos del autor, y de alguna manera, no poderlo hacerlo-conseguirlo, porque al fin de cuentas, el “espacio del papel, sea escrito o sea dibujado-pintado o sea musical es limitado”.

De ahí, otra prueba de la necesidad de mezclar-combinar diversos artes, para de ese modo, intentar “percibir distintas esferas-perspectivas-dimensiones-áreas del conjunto de un ente-realidad”. Además de en lo exterior, proyectar algo de lo interior, y viceversa.

- No soy yo, quién va a juzgar moralmente a una persona o una figura como nuestro autor, no soy yo, quién puede limitar-juzgar la responsabilidad de sus supuestos actos, ni yo tampoco, quién va a condenarlo. Ciertamente, un acto o posible o presunto acto, en sí, de determinada categoría-conceptualización-categoría es negativa, la sufriera este autor, es decir, abusos y abusos sexuales, o incluso, parece ser, que él intentó también, caer en ese error gravísimo. Quizás debido a multitud de causas-circunstancias, especialmente, su orfandad, trabajar de niño en labores del campo, debido a su enfermedad, una familia desestructurada se diría ahora, su enfermedad, su madre que falleció, su padre alcohólico que los abandonó, etc...

Pero creo que es loable, el intento, consciente o no, de la gran obra, plástico-literaria-musical que hizo, no podemos juzgar su calidad a y en todos los niveles, pero creo que las décadas que vendrán en el futuro, irán entresacando más significantes-significados-contenidos-continentes, y creo que irá ampliándose su figura como gran artista plástico, la faceta literaria y musical, no soy capaz de juzgarla, porque entre otras cosas los escritos los desconozco.

Y en los otros terrenos de sus posibles o presuntos actos, creo que están muy mediados, por su enfermedad grave, y también por los abusos que sufrió. Creo que su arte será considerado cada vez que pasen las décadas, como una de las grandes obras de arte del siglo veinte. Y por otro lado, dejemos los otros temas o cuestiones que los juzgue el Buen Dios. Y sobretodo no se vuelvan a repetir en ningún otro ser humano de ningún lugar del mundo, ni hoy, ni mañana.
Caminero, Jmm
Caminero, Jmm


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania