Opinión en Galicia

Buscador


autor opinión

Editorial

Ver todos los editoriales »

Archivo

Productos naturales para los problemas de salud

viernes, 21 de octubre de 2016
Los remedios de la mayoría de las enfermedades están más cerca y son más económicos de lo que creemos. Es cada vez más frecuente el recurrir a la medicina natural para buscar solución a las pequeñas molestias cotidianas y a casos leves de enfermedades, ya que la naturaleza en su estado más salvaje, así como el propio cuerpo humano, tienen las herramientas necesarias para sanar y/o prevenir la mayoría de enfermedades, infecciones, y problemas leves comunes que afectan a nuestro organismo.

Con un poco de esfuerzo, podemos conseguir la suficiente información acerca de la dolencia que tengamos, para poder investigar y profundizar en lo que la tradición ancestral ha utilizado durante miles de años para sanarla. Las enfermedades, y en general cualquier tipo de dolencia, han sido tratadas desde siempre con los elementos que el hábitat natural ha sabido proporcionarnos. La medicina actual no es más que la síntesis artificial de estos elementos que se encuentran en estado salvaje en la propia naturaleza.

Uno de estos elementos naturales, con larga tradición sanadora, es la hoja del té, que desde su uso como emplastos para heridas hasta su consumo en diferentes grados de maduración, verde, rojo o negro, pero sobre todo, cuando hablamos de las propiedades del té rojo, encontramos tantas virtudes curativas para el organismo que serían muy difícil de enumerar, pues daría para varios artículos igualmente extensos a este.

El té Pu-erh o té rojo se conoce como el té de los emperadores, precisamente por esa capacidad de proporcionar salud a los que la toman. Si quieres saber todos los beneficios del té rojo,entra en esta web especializada. Baste con señalar desde aquí, que desintoxica y depura, activando el metabolismo del hígado, que refuerza el sistema inmunitario y facilita la digestión, entre otros beneficios.

El motivo por el que más se consume esta bebida, a base de hojas de té maduradas, es por la gran capacidad de devorar grasas que tiene. Es un alimento ideal para adelgazar de forma rápida y efectiva, mientras proporciona todos los demás efectos saludables que se le conocen, por lo que evita los problemas derivados del sobrepeso.

Uno de esos efectos derivados de un exceso de peso en nuestro cuerpo es la aparición de las tan temidas y molestas almorranas, varices o inflamaciones de las venas del recto y el ano que se producen no sólo por sobrepeso, sino que pueden venir también por las vías del estreñimiento, por condiciones genéticas, diarreas continuadas, malos hábitos alimentarios o embarazo, entre otras.
Las hemorroides, que es otro nombre por el que se conocen a las almorranas, producen verdaderas molestias en las personas, como el dolor, el sangrado, el picor o escozor, mal olor etc., por lo que cuando llegan, es preferible encontrar los remedios para las hemorroides lo más rápidamente posible. Si son remedios naturales o caseros, como los que recomendamos en el enlace, mucho mejor.

Otros ejemplos de curación y prevención mediante usos tradicionales o caseros
Y es que es mucho mejor tener siempre a mano la información necesaria para solucionar los problemas de salud de forma natural y casera, ya que cada vez son más los científicos que propugnan una educación en este sentido y advierten del excesivo consumo de los productos elaborados por los laboratorios farmacéuticos. Nos advierten que son empresas a las que nos le interesa la salud, sino el negocio y el dinero. De esta forma, cada vez tienen menos interés en curar a las personas y sí en mantenerlas enfermas, adictas a sus productos.

Existen, y debemos utilizar, productos naturales que sanan o previenen la mayoría de las enfermedades. Por seguir con ejemplos en los que los remedios caseros son igualmente efectivos o más, que los proporcionados por la industria, pondremos sobre la mesa la solución al colon irritable. Esta enfermedad es un cuadro crónico y recidivante, caracterizado por dolores abdominales y /o cambios en el ritmo intestinal. Su tratamiento pasa por elegir una buena dieta, pobres en grasas y ricas en proteínas (dieta mediterránea), beber mucha agua, realizar ejercicio y realizar algún tratamiento de acupuntura o de hipnoterapia.

Muy parecido a este mal, tenemos la colitis, que es un proceso inflamatorio del intestino que también presenta dolores en el abdomen pero además, viene acompañado de diarreas como síntoma característico. Los remedios para la colitis pasan por dejar de consumir fármacos antibióticos, que puede ser una de las causas, y el consumo de una dieta adecuada, igualmente la mediterránea es la más efectiva, añadiendo el uso de las hierbas denominadas emolientes, que calmarán las membranas mucosas que recubren el colon y disminuirán así los síntomas.

Por otra parte, podemos, de forma natural, evitar el deterioro de partes muy importantes de nuestro cuerpo, como el corazón, pulmones, arterias, las células sanguíneas, piel, músculos, cartílagos, pelo, articulaciones, uñas, próstata y un largo etc. Estamos hablando del colágeno, ya que esta proteína es la más grande y abundante en nuestro cuerpo, representando el 65% aproximadamente de toda la proteína que tiene nuestro organismo y es el tejido conjuntivo para casi todas nuestras estructuras, que incluyen las anteriormente mencionadas.

Es importante pues, comprar colágeno o estimular naturalmente la producción de esta proteína o, al menos, evitar dañarla en exceso, por ejemplo, con la exposición prolongada de nuestro cuerpo a los rayos ultravioleta. Para estimularlo, nada mejor que la práctica de ejercicio diario, dejar de fumar o añadir a la dieta habitual alimentos ricos en lisina, prolina y vitamina C, con lo que se aumentará la producción de colágeno.

Aunque lo más efectivo y rápido es comprar colágeno hidrolizado, que realizará todas esas actividades que vienen producidas por los beneficios del colágeno, como pueden ser; evitar la demacración de la piel, ayudar a perder peso, estimular la secreción de la hormona del crecimiento (GH), prevenir la osteoporosis (hueso frágil debido a la reducción de masa ósea), aliviar los síntomas de la artritis y su forma común, la osteoartritis (desintegración del cartílago articular), pero sobre todo, su principal función es actuar sobre la unión de las células, manteniéndolas y conservando la tonicidad de las fibras de la piel.
O mundo de Internet
O mundo de Internet


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la empresa editora


ACTUALIDAD  
PORTALES  
SERVICIOS  
ENLACES  

RSS Válido

PUBLICIDAD
ACTUALIDAD GALICIADIGITAL
Blog de GaliciaDigital
PUBLICIDAD
Deputación de Ourense
PROMOCIÓN
PUBLICACIONES
Publicaciones
Publicaciones Amencer
Revista Egap
Obradoiro de Artesania